lunes, 23 de noviembre de 2009

El fin del mundo

Esta historia la publiqué en Marzo del 2009 en mis notas de facebook. Ahora con el cuento de la película 2012 ha retomado vigencia, así que me pareció un buen momento. Gracias por sus comentarios.



*********************************

Vi unos especiales en History Channel acerca del armaguedón y cómo se ha intentado predecir varias veces a lo largo de la historia de la humanidad en distintas culturas. Interesante. Pero el motivo real por el que escribo es porque algo me llamó la atención, y es la coincidencia de la fecha -al menos según decía el programa.

Entre tantas historias mencionaron la de Merlín, quien en realidad no es el mago de sombrero puntiagudo y barba blanca que todos conocemos por las historia del Rey Arturo y la mesa redonda. El Merlín histórico fue un brujo que vivía en los bosques, muy ermitaño él. Este personaje hizo bastantes predicciones incluyendo la del fin del mundo (creo que para entrar a las grandes ligas de la predicción, hay que decir cuándo se va a acabar el mundo). Pues Merlín ha dicho que hacia comienzos del tercer milenio sería la cosa. OK, no me preocupa. Esa estuvo facil.

Hablaron también de Mother Shipton. No tenía idea de la existencia de esta mujer. Ella predijo cosas taaaan sorprendentes como que las mujeres algún día vestirían como hombres. Menos mal fue así porque me encanta que se pongan jean ajustado... o que se pongan mi camisa... uy no, me desvié del tema, perdón. Bueno, es cierto que en el medioevo inglés debía ser de locos que las mujeres cambiaran vestidos por pantalones. Por supuesto también predice el fin del mundo y por estas épocas. Por otro lado, según dicen en este documental, la tal madre Shipton puede ser un mito. Así que... NEXT ! Tampoco me convenció.

Hablaron de las brujas griegas, a quienes les atribuyeron muchas predicciones, aunque se vino a comprobar hace poco que esos trances se daban porque en las cuevas que ellas habitaban hay concentraciones leves de gases que hacen entrar en estados hipnóticos y tener visiones (no predicciones, ojo: Visiones) Nada, siguen sin convencerme.

No podemos dejar de mencionar la Biblia. En el libro de revelaciones, escrito por Juan de Pastmos se habla del fin del mundo, el apocalipsis, los cuatro jinetes, las trompetas y demás. Aquí no se habla de fechas así que todo queda en meras interpretaciones (que considero yo que es como debe leerse la Biblia: interpretando las verdaderas enseñanzas que hay detras de todo eso y no literal)

Otro grande de las predicciones es Nostradamus. Cuando vi el primer documental acerca de él me asusté; lo reconozco. Eso fue cuando tenía como 14 años. Alcancé a pensar que no iba a conocer mi primer amor, que nunca sembraría un árbol, escribir un libro o tener un hijo. Las escenas de New York en ruinas me pudieron estremecer. Aunque el hecho del 9-11 pone a pensar... y ahí es donde entra sustico. Punto para las predicciones. Ahora, en el documental de aquel entonces se insinuaba que el mundo se acababa en el año 2000... y aquí estoy nueve años después, escribiendo pendejadas en mis ratos libres.

En este documental hablan también de indígenas como la tribu hopi, en norteamérica, que igualmente tenían cuentos sobre el fin del mundo. Y si de indígenas se trata, los maestros son los Mayas. Una cultura muy avanzada y que sabía más de matemáticas y astronomía que los "civilizados" españoles de la época. Capaces de manejar el concepto del "cero" miles de años antes que el resto del mundo, tienen el famoso calendario maya, cuya fecha final es exactamente (aquí es donde da escalofrío) el 21 de diciembre de 2012.

Un matemático cuyo nombre no recuerdo, en ratos de ocio se puso a juntar y a analizar gráficamente el ciclo que representa el I-Ching en una fórmula parabólica. Según afirmaba este señor en los picos y valles de esta fórmula han sucedido hechos trascendentales para la humanidad. Pues cómo les parece que el I-Ching es finito, tiene 64 anagramas, y este ciclo se acaba maaaas o meeeenos.... el 21 de diciembre de 2012 por la tardecita. Curioso, para qué!

Yo soy ingeniero así que no soy muy dado a las supersticiones, pero consideré sacar la camándula y echarme un rosario cuando empezaron a hablar de los web bots. Resulta que hace unos diez años aprovechando internet se desarrolló un sistema cuyo fin es predecir el comportamiento de la economía y de las bolsas del mundo. Usan una serie de "arañas" o agentes que recorren toda la información en internet y a partir de las palabras que van encontrando pueden predecir -dicen- si algunas acciones subirán o bajarán. Todo iba bien y todos éramos felices hasta que a algún tipejo de estos le dio por prestarle atención a otro tipo de palabras clave y en junio del 2001 dijo "no tengo idea qué, pero algo puede pasar en New York". Todos lo miraron raro y lo mandaron a tomarse unos diítas libres, bajarle al advil y al café. Pero cuando en septiembre pasó aquello... oh sorpresa! Siguieron analizando palabras recolectadas y afirman que predijeron cosas como el Tsunami, el huracán Katrina, ataques en Israel (baaaah, los ataques en Israel los predice hasta mi ahijadito). Quién quita que hayan visto que Samuel Moreno iba para la alcaldía y yo aquí como un pendejo yendo en contra del destino... Se dice también que para las fiestas decembrinas del 2012 el sistema solar atravesará el ecuador galáctico, y eso causará que los polos magnéticos cambien y el planeta se nos parrandée. Las brújulas apuntarán para otro lado, los relojes se enloquecerán, y el norte ya no será el norte!!! Unicentro de occidente ahora será simplemente Unicentro. Chía se volverá el nuevo Soacha y tener una parcelita en la patagonia o Alaska será de lo más lucrativo.

En fin, es todo un debate. Yo personalmente no creo mucho en todo eso. Siempre se ha dicho que el fin del mundo "SE ACERCAAAAA! CORRAAAAAANNN" y siempre es para prontico. Decir que el mundo se va a acabar en el 4377 no vende. El documental que vi hace 15 años decía que se iba a acabar hace 10. El día 6 del mes 6 de 1996 iba a salir el anticristo y nos iba a quemar a todos con el fuego que iba a salir de su boca. En Bogotá hay una rima que dice “el 31 de agosto de un año que no diré, sucesivos terremotos destruirán a Santa Fe", que es el nombre largo de mi ciudad. El 1 de enero del año 2000 no iba a quedar piedra sobre piedra o, bajito bajito, íbamos a perder la plata porque todos los computadores de los bancos colapsarían y nos dejarían sin la prima de fin de año. Ese día al medio día, cuando el guayabo pasó y vieron que seguíamos aquí, pues dijeron que noooo, que es que el milenio empieza el 2001. Ooootro año sufra pensando en qué voy a hacer "estos 364 días de vida que me quedan".
Naaada pasó, entonces dijeron que los cálculos están mal porque resulta que Jesús no nació en el año cero, sino en el seis, porque alguna vez cambiaron el calendario y bla bla bla. El 2006 no pasó nada tampoco.

Creo que el 22 de diciembre me despertaré tardecito porque es sábado, leeré las noticias de siempre, que la guerrilla, que los paras, que la reelección... y nada habrá pasado. Sí, soy incrédulo. Pero como también soy precavido, aprovecho e invito a las nenas que quieran pasar estos escasos 1300 días que nos quedan en este planeta y enloquecernos de una vez. Digo... uno nunca sabe, no??


Ellos ya siguen a la marmota

Marmotazos populares