domingo, 18 de julio de 2010

Ahora sí un GPS de verdad

Mi amigo Eddison Moreno me pasó hace unos días una applicación llamada Waze. Un GPS buenísimo, porque es actualizada por los mismos usuarios, osea yo, osea él, osea ustedes. Uno de los inconvenientes con los GPS tradicionales es que si no tienen los mapas completos, pues jodidos. Con Nokia Maps yo llego hasta la 140 y de ahí no tengo idea cómo llegar a mi casa. Suerte que puedo llamar a mi mamá y ella me guía pacientemente desde donde esté: "Sí papito, siga por la autopista y métase a la paralela. Sí, suba por la 147. Suba. SUBA!! Ah! Se pasó otra vez este pendejo". Y así. Para ir a la oficina llamo a mi jefe. Créanme, es muy molesto.

Pero con esta vaina de Waze pues ya solucionado el problema. Si por alguna razón el mapa no existe, pues se va actualizando a medida que uno avanza. Solito. Y ahora lo más tramador para mí. Si hay un trancón -tráfico pesado- el bicho este automáticamente lo reporta, así que el que venga atrás mío no va a irse por ahí, o el GPS le calcula una ruta más rápida. Si hay un accidente, uno puede tomarle una foto y subirla, para que los demás puedan verla. Anoche reporté un retén de la policía y todo. Muy bacano.

Ahora sí se le viene la prueba de fuego al GPS. Bogotá. El terror de los GPS. He visto varios GPS borrachos ahogando sus penas: "Maldita sea, a mí sí me advirtieron que no me apareciera por Bogotá. ¿Cómo carajos le calcula uno la ruta más rápida si en todas hay trancones? ¿COOOOMOOO?". Muajaja. Probaremos, probaremos. Pero para que esta vaina sirva, tenemos que ser muchos los usuarios. Les dejo la inquietud. Y me cuentan. Vean el video de lo que hace, por si les interesa. Chau.

Ellos ya siguen a la marmota

Marmotazos populares