jueves, 23 de septiembre de 2010

Pasión por lo que haces

Últimamente mis post andan muy en el plan de "autoayuda". Si sigo así me empezarán a decir Omar Rizzo. Pero qué carajos, creo que uno tiene que ayudar a reforzar ideas. Además que esto también me sirve a mí, no crean que yo aplico todo lo que digo, pero sí lo creo firmemente, de manera que de a pocos lo voy interiorizando y luego será natural. No forzado. Todo lo que escribo lo creo, quizás es por eso que logro convencer a un par de personas o que varios se identifiquen. Así que hay que hacerlo en la vida diaria, allá afuera, en el día a día. 

Justo ahora estoy involucrado en un par de proyectos que potencialmente son muy buenos. Hay que invertir mucho en ellos, sobre todo trabajo. Por supuesto el dinero es una parte clave, pero considero que a punta de trabajo fuerte y pasión se puede lograr. Ambos proyectos me apasionan, aunque uno de ellos lo he descuidado porque no soy el único que lo hace y sé que si no estoy presente, el proyecto sigue. En este proyecto soy un colaborador apasionado y espero de todo corazón que prospere, así no esté metido de cabeza.

El otro proyecto depende un poco más de mí. Hay mucho por hacer y debo estar muy involucrado. O no tanto "debo", sino "quiero". Es de esas cosas que te tienen pensando cuando te levantas, o que cuando te acuestas piensas uy, esto podría funcionar y al otro día llegas a compartirlo con los involucrados. No sólo es algo que te hace pensar sino que te alegra la vida, porque sientes que al final las cosas pueden salir muy bien, sientes que tienen todo el potencial del mundo. Sientes que si las cosas salen como las planeas podrás conquistar el mundo, Pinky.

El proyecto está empezando apenas y sé que lo que se viene es duro. Muy. Pero así mismo es interesante. En el tiempito que llevo metido en esto he logrado crear interés en varias personas que creen tanto como yo y, opinión personal, puede deberse en gran medida a la pasión que me genera. Como decía, creo que en un tiempo estaré pensando en que quiero tirar la toalla, eso siempre pasa. Por ahí leí una frase que decía: "Nada que uno pretenda que perdure se hace en un segundo, se necesita perseverancia". Muy cierto. Además creo que con la gente que tengo al lado -no sé si ellos me lean- todo se puede lograr. Seguramente ellos me dirán "marica, no sea tarado, dele que ya casito". Ese proyecto también es de ellos. Igual que mi agradecimiento. Uno las cosas no las hace sólo, no hay que ser tan iluso. Creo que siempre hay que contar con el apoyo de las personas que sienten la misma pasión que tú. Varias personas me han dicho "puedes contar conmigo, para lo que necesites". Tengo que hacer una aclaración enfática. El proyecto inicialmente no es sólo mío. El sueño lo comparto con una amiga, pero por cosas de la vida en este momento ella no me puede ayudar tanto como quisiera. Espero que pronto forme parte de todo. A eso le apuntamos.

Mi consejo personal, luego de este texto desorganizado pero apasionado, es que busques hacer lo que te gusta, lo que te mueve, lo que te apasiona. A mí me gusta escribir, y más si de lo que escribo me apasiona. Búscate un objetivo en la vida -sirve para todo: ese carrito que quieres, la casa de tus sueños, etc.-. Busca ese objetivo y piensa cómo lo puedes lograr. Si no sabes cómo buscarlo, procura pensar en qué te gusta hacer y ojalá sea algo en lo que además eres bueno. Dale, piénsalo e imagínate cómo será cuando lo logres. Permítete soñar. Los grandes proyectos empiezan con un sueño. Y los grandes viajes empiezan con un paso. Luego ponte manos a la obra y dale. Lo más rico de todo, y lo más importante, es disfrutar el proceso. Esa es la clave. Humilde opinión.

Ellos ya siguen a la marmota

Marmotazos populares