martes, 21 de diciembre de 2010

Los Premios TWT - empezando

Desde antes de escribir este post sé que va a ser largo, por lo que seguramente lo dividiré en varias partes. En un próximo post procuraré mencionar a cada persona que me colaboró con los premios. Me siento muy agradecido con todos ellos. Quiero empezar diciendo que quien quiera que tenga alguna pregunta, duda o sugerencia sobre los premios, por favor me lo haga saber. La idea es esa. Gracias a todos por tomarse el tiempo de leer y bienvenidos.
OG.
*************

Cuando se acabaron los premios el año pasado, el 16 de Diciembre de 2009 cerca de la media noche, lo primero que dijimos fue "hagámoslo otra vez el otro año". Cuando se hacen cosas y sientes que pudiste hacerlo mejor, quieres volverlo a intentar. Así que una de las cosas que dijimos fue que le dedicaríamos más tiempo, que empezaríamos mucho antes. Había que hacerlo mejor.

Cuando Lorena Chaparro vino a Colombia era natural que habláramos al respecto. Y lo hablamos. Lo primero que hicimos fue definir unos puntos básicos, lineamientos que llaman, para hacer los del 2010. Copiaré algo de lo que escribimos esa tarde de lunes, 19 de Julio: 

"Se buscará patrocinio con el fin de incrementar la calidad del evento. No se buscará favorecer a la coordinación de los premios (...) Lista de patrocinables: Categorías, logística, premios físicos, producción, streaming"

Lo anterior se cumplió a cabalidad.

Antes de continuar, citaré algo que Lorena Chaparro publicó en su blog recientemente. Dice que [Omar Gamboa] "me insistió mucho en la idea de permitirle organizar los premios, yo acepté porque me pareció correcto y porque además era alguien en quien confiaba y que ya me había colaborado el año pasado." Según ella, le insistí mucho -le rogué- y ella me permitió organizar los premios (??). En algún otro momento me dijo "Omar, yo te estoy dando una oportunidad muy grande". Primero, desde el mismo día en que hicimos los premios del 2009 ya habíamos hablado de eso. Segundo, ¿rogar? Creo que quien me conoce sabe que no rogaría por algo como eso. Claro que quería hacer el evento, por algo lo hice, pero de ahí a rogar hay mucho camino. Me parece irónico que lo diga ahora cuando hace unos meses -cuando las cosas iban por mitad de camino- le pedí ayuda con algunas cosas que se podían hacer desde Francia y me respondió algo como (no textual) "yo estoy muy ocupada, yo sí tengo una vida". Bueno, me queda la duda entonces de si son tan poco importantes que ella (sí) tiene una vida aparte, o son tan importantes como para que me esté dando la oportunidad de mi vida.

Por otro lado, dice Lorena Chaparro en su blog que quedó sorprendida cuando se empezó a hablar de marcas en los premios. Curiosamente, la primera vez que hablamos con alguien de una marca fue un almuerzo al que ella asistió. De ese almuerzo salió la posibilidad de otra marca patrocinadora. Es decir, para cuando ella viajó desde Colombia, ya había tres marcas apoyándonos.

Para terminar con esto, tal vez no todos lo sepan, pero este año estábamos "a cargo" de los Premios tres personas - con lo anterior no quiero decir que únicamente, porque con el tiempo se fueron sumando muchas personas más-. Una de ellas, @LorenaChaparro, está en Francia adelantando estudios, de manera que no podía colaborar. Ella sí tenía vida. La otra persona tampoco está en Bogotá, @juangiga, tampoco podía y así lo manifestó desde un comienzo. Este año estaría colaborando con la plataforma de votaciones. Y así fue. Bueno, alguien debía asistir a reuniones, buscar los obsequios que le daríamos a los ganadores, buscar el sitio para la ceremonia, las bandas, llamadas, taxis, parqueaderos, libretos, videos, etc. Y para todo esto hubo muchas personas colaborando. Personas que quizás no todos conocen pero que hicieron muchísimo, como @osorioesteban (gracias a él se lograron muchas grandes cosas para los premios), @irigo_ (estuvo muy pendiente del website, de la producción, de las bandas y varias cosas más, a pesar de estar enfermo los últimos días), @sandratour (sin ella sencillamente la producción no se había logrado. Hasta sus amigas y hermana estuviéron ayudándonos a recortar los pajaritos que vieron como decoración), y muchas otras personas que ayudaron de muchas formas y que en un próximo post mencionaré adecuadamente. 

Algunos afirman que me volví creído porque ya no respondo un tweet. Cómo quisiera haber tenido ese tiempo para hablar con todos como siempre lo hago. Antes mucha gente me decía que yo siempre hablo con todos, supongo que cambié en menos de dos meses y por eso ya no me atrevo a mirarlos y que contaminen mi espacio visual -qué rápido he cambiado, me desconozco-. Otros decían que yo soy creído porque desde la cuenta de los premios tampoco respondí mentions. Pues bien: les cuento que de un tiempo para acá yo no tengo acceso a dicha cuenta, por lo que yo mismo nunca pude responder desde allí, así que lo hice desde la mía personal. Muchos pueden dar fe de ello, como @ahediaz o @turint, que manifestaron descontento y tan pronto supe les respondí.

La gente es imposible de complacer. Es un hecho. Al principio no quise decir que yo estaba manejando la cuenta de los premios, para no tener el protagonismo del que seguro me iban a acusar. Pero la turba twittera no se hizo esperar y exigió que se dijera quién era. El temor era que fuese una empresa que se quisiera apoderar de los premios y le quitara esa identidad que tuvimos el año pasado. Cuando dije que era yo, algunos se tranquilizaron, mientras que otros dijeron "aaaah, ahí está este tipo dándoselas de que él maneja SUS premios". No quise hablar de los premios desde mi cuenta personal para que no me relacionaran, ni para bien ni para mal, y las cosas fueran independientes. Pero en algún momento tuve que informar desde mi cuenta personal porque ya no podía hacerlo desde la de los premios. En algún momento se dijo que los premios eran "corporativistas". Así que le bajé el tono formal. Luego dijeron que eran unos premios "dramáticos". Es más, creo que la misma persona dijo ambas cosas. Mi mensaje es: Ubíquese. ¡Ah! y cuando lance acusaciones procure hacerlo con argumentos y dando la cara. Eso de hablar a espaldas no merece respeto. No el mío.

Ellos ya siguen a la marmota

Marmotazos populares