miércoles, 3 de agosto de 2011

La primera

Como muchas realidades, todo empieza con ideas locas. O con sueños.

Aunque esta no es mi idea original -y esto lo he repetido hasta el cansancio aunque algunos quisieron acusarme de "robo de ideas locas"-, sí se volvió mi sueño y mi proyecto personal. Personal no porque sea sólo mío sino porque lo tomé a título personal.

Hace poco conversaba con mi familia y de viejo estoy haciendo cosas que quise hacer de joven. Con mis amiguitos del barrio y con mis primos jugábamos a la "emisora" y hacíamos programas emulando al "Zoológico de la mañana" de la Super Estación (88.9). Por ahí hay grabaciones y todo, pero no las mostraré nunca porque me da oso. Ajeno y propio.

Lo de los premios viene por el lado de hacer eventos. Le tomé cariño cuando trabajé en OLE. Yo era uno de los tipines con chaqueta azul pidiendo boletas en la entrada y gritando "mujeres por la izquierda, hombres por la derechaaaaa. Las mujeres van abriendo los bolsos por favorrrrr". También hice unos premios por allá en el 96 con mis amigos de la universidad. Los llamamos los premios ONE porque los hicimos Omar, Nando y Eddison. Todo era molestando, pasándola rico y, de paso, montársela a más de uno. Aquí entre nos, una buena manera de que no te la monten es montarla primero.

De nuevo, los premios en twitter no son idea mía. Primero porque hay en todo lado (Venezuela, Argentina, USA, Panamá, Chile, etc.), y segundo porque la edición colombiana la hicimos muchas personas. Yo llegué a colaborar en la primera edición cuando el tema se creció tanto que ya requería una ceremonia y eso era "lo mío". Me gustaba la idea de organizar un evento. Allá nos reunimos varios twitteros -muchos siguen hoy en día por ahí revoloteando-. Eran épocas en que todos nos queríamos y éramos "amiwis". No había tanta pelea, rencilla ni criticadera. Incluso yo me gané un premio. La ballenita (esa era la estatuilla en ese entonces) está frente a mi televisor. Es la única cosa que me he ganado en la vida, aparte de medallas por buen comportamiento en el colegio. Era fácil, sólo tenía que ser el niño más tímido y no hablar con nadie.

--------

Yo soy de los que se permiten soñar. Y que cuando ve que se pueden cumplir algunos sueños, lo intenta. Creo que el proyecto de unos Premios es muy interesante. Toda comunidad tiene sus premios, como el cine, la televisión, la web, los docentes, los deportistas... es natural y humano tratar de premiar a los "mejores".

Una de las razones que tengo para hacerlos es que quiero que sigan siendo nuestros premios. De los twitteros. Como hace poco me decía @numartina y que además manifestó deseos de colaborar. Probablemente si los hace alguna empresa o alguien con más influencia 1.0 se conviertan en unos premios para celebridades. Y de esos ya hay cualquier cantidad. Hay TV y Novelas, India Catalina, Simón Bolivar, Shock (aprovecho para saludar a Mariangela, quien compartió cortada de boleta conmigo cuando trabajamos en OLE), etc. Creo que los premios twitter deben premiar principalmente a los twitteros que están todos los días aportándole algo a la gente, los que nos cuentan en 140 caracteres lo que pasa en el mundo, o lo que piensan de la vida. Los que nos dejan pensando o nos hacen reír. Eso no quiere decir que no habrá categorías para celebridades y medios. Finalmente hacen parte de la comunidad twittera y no los vamos a excluir, faltaba más.

Este año quiero que los volvamos a hacer y que los hagamos entre todos. El domingo 31 de Julio hicimos una primera reunión -de convocatoria abierta- en la que estuvimos @hannutas, @VanessaGOma, @Meg_Opina, @sanpalqui y yo. Hablamos muy rico y nos tomamos un café. Bueno, hubo un par de cervezas pero no diré quién se las tomó por respeto a las cervezas.

Entre otras cosas hablamos de la importancia de la transparencia en las votaciones. Definitivamente no puede haber premios si no hay credibilidad. Así que uno de los esfuerzos más grandes este año estará orientado a eso. Tanto los votantes como los observadores deben quedar satisfechos con la transparencia al votar. Por supuesto, críticas siempre habrá. Colombia es medalla de oro en rajadera con garrocha. Pero somos conscientes de ello y lo asumimos. Aunque es imposible dejar a todo el mundo contento, trataremos de lograrlo con la mayoría. Recibimos sugerencias, críticas constructivas y apoyo. Las críticas destructivas y malintencionadas se pasan por alto. Aquí estamos para construir.

Temas por tratar hay muchos y este post ya está demasiado largo, así que les iré contando de a pocos todo. Por ahora invito de nuevo a todos los que quieran ayudar, los que se permitan soñar con nosotros, a que se unan. ¿Cuándo? Ya mismo a través de comentarios, correos, tweets, chicles, mentas, caramelos y dulces. La segunda reunión no está planeada aún, pero les avisaré tan pronto se decida. No hay espacio para todos, pero a este bus le quedan muchos puestos.

Gracias a todos los que ya me han comentado que quieren ayudar. Gracias a los que nos han dado su apoyo y creen en el proyecto. A los detractores los invito a que de una manera responsable y sana nos hagan saber sus dudas y críticas para que se las podamos responder. El bus ya arrancó y tiene puestos, en el peaje venden queso con bocadillo y almojábanas; el que se quiera subir que estire la mano. Eso sí, los del puesto de atrás tienen que cantar. 



Ellos ya siguen a la marmota

Marmotazos populares