lunes, 23 de abril de 2012

Si yo fuera un Avenger


Hablando con un amigo nos pusimos a discutir quién es el mejor de los Avengers. Yo creo que la cosa va en gustos. Y si de gustos se trata, definitivamente la que más me gusta es Black Widow -Scarlett Johansson está muuuuuy buena-. Pero la charla en realidad no iba por ese lado. La pregunta era ¿cuál de los Avengers preferiría ser? Yo no lo dudé un instante, para mí el más bacano es Iron Man. Y no sólo como Iron Man sino como Tony Stark. El tipo tiene toda la actitud, siempre lo he dicho.

No quiero demeritar a los demás héroes de la película. Finalmente el Capitán América era un famélico "jovenzuelo" que por su valentía se volvió súper soldado. Me cae bien. Bruce Banner es un científico muy pilo y le ha tocado difícil: debe aprender a respirar hondo a punta de yoga y mantras. Eso es admirable. Pero en últimas Hulk es un peligro. Imagínense a Bruce Banner levantándose al baño a las 3am, lelo, arrastrando los piés, hasta que se da en el dedo chiquito contra la pata de la cama. 
"WRAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAARRRRRRRRRGHHHH" salió el monstruo verde y acabó con el barrio. Definitivamente no lo quiero como vecino. Con ese man no se puede jugar cartas. Tocaría dejarlo ganar siempre. Además no me gusta el verde. 

¿Thor? Thor es un semi-dios y pues… ese es su mérito. El tipo es gigantesco y todas las mujeres se emboban con ese rubio mechudo de dos metros de altura. El desgraciado ese es muy pinta, pero algo malcriado, no nos digamos mentiras. Además tiene un hermano poco recomendable. Hawkeye… bueno, no tengo mucho qué decir de él. Pues sí… donde pone el ojo pone la flecha. Pero ya.

Tony Stark, en sus propias palabras, es "un genio, billonario, playboy, filántropo". Es un súper héroe sin súper poderes. Además (y esto es de lo que más me gusta) no niega quién es. Toooodo el mundo sabe que Tony Stark es Iron Man. No cambia su personalidad con un disfraz ni se hace el tarado cuando se pone unas gafas de aumento.

¿Arrogante? Obvio, Tiene por qué. Es tan pilo como para crear un nuevo elemento y ponérselo en el pecho. Se escapó de un secuestro en el medio Oriente, ordenado por su mentor, su cuasi-papá. Traicionero ese. También puede manejar un Fórmula 1 cuando se le antoje, para eso tiene uno. Si quiere una agente Romanoff pues se compra tres. Y definitivamente sabe hacer fiestas. 

El tipo es un duro. Y The Avengers hay que verla. Yo voy a estar de primero en la fila el día del estreno, de una vez les digo. Me van a distinguir porque llevo un par de banderitas rojas con amarillo. Pero tranquilos, la vuvuzela la dejo en la casa.

Ellos ya siguen a la marmota

Marmotazos populares