martes, 14 de mayo de 2013

El Triángulo de las BermuDIANs

-Ser emprendedor en Colombia-

Desde hace un tiempo ando en plan formar empresa. A decir verdad la constituí hace más de un año. No fue fácil, pero lo hice. Cualquier persona -sin experiencia como yo- habría dicho "listos, ahora sí a producir y a crecer como empresa" -como yo. Nada más alejado de la verdad. Resulta que en este bendito país del sagrado corazón de Jesús constituir una empresa es tan sólo el comienzo de una tortura burocrática.

Supuestamente el gobierno está facilitando las cosas porque quiere que formemos empresa. Pero entonces, ¿por qué nos la ponen tan complicada? Uno mira los formularios que hay que llenar y tienen más requisitos que para ser Papa. Si en verdad quisieran facilitar las cosas los requisitos serían mínimos y resaltarían los espacios importantes, lo que uno de verdad debe tener en cuenta. "¿Quieres formar empresa? Pásate por la Cámara de Comercio. Si vienes con tres referidos participas en el sorteo de un crucero por el Caribe."

Imagínense que la DIAN vendiera empanadas bajo la misma lógica.



Para crear la empresa no sólo debes tener las ganas (y la plata). Debes ir a la Cámara de Comercio para que te puedas matricular. Pero para que te puedas matricular necesitas el RUT, pero para que tengas el RUT debes tener pre-certificado de la Cámara de Comercio. Pero para tener esto debes tener cuenta bancaria, pero para que te abran la cuenta en algunos bancos (no todos) debes tener comprobantes de que tu empresa existe. PERO LA EMPRESA NO EXISTE, porque no la has podido crear porque te piden un poco de papeles, que para poder sacar necesitas que la empresa exista.

 Conclusión: de un lado te mandan al otro, para ir a otro, para volver al primero, y así. Hasta que por fin logras -sin saber cómo- desenredar ese nudo burocrático y.. charáaaaaannnnn: Tienes tu empresa legalmente constituida. Hago una aclaración muy necesaria: Muy seguramente los requisitos que nombré atrás son en otro orden y se llaman de otra manera. Eso lo hice hace un año y ya no recuerdo todo con detalle, así que no lo tomen como guía. Pero les aseguro que no se aleja mucho de la realidad.

==============

Varios meses después de ello logré entablar relaciones comerciales con varias empresas grandes. Para poder facturarle a cada una, como intercambio por mis servicios prestados, debí inscribirme como proveedor, en cada una. Como todo, hay unas empresas supremamente complicadas y hay otras que no lo son tanto. Entre todos los requisitos que te piden pueden estar: 1. Certificado de la Cámara de Comercio (de no más de 30 días), 2. Certificado Bancario (sí, de la cuenta que necesitas para poder  tener empresa pero que no puedes abrir hasta que no tengas empresa) de nuevo, no mayor a 30 días, 3. RUT (Registro Único Tributario), 4. Formulario propio de la empresa a la que te vas a inscribir como proveedor, 5. Extras: a cada empresa le da por pedir otro poco de cosas, a veces son dos o más formularios. No saben la cantidad de archivos de Excel que he diligenciado. En una de ellas, incluso, me preguntaron si estoy en la Lista Clinton. Yo a ese señor ni lo conozco y, no me gustaría estar en sus listas ni aunque fueran de invitados a una fiesta.

Entonces... cada vez que haces negocios con una empresa nueva, debes correr al banco, correr a la Cámara de Comercio, correr a la DIAN, etc. Si hoy en día me sé el NIT de mi empresa y la cuenta de ahorros no es porque tenga memoria prodigiosa. Es que los he repetido tantas veces que finalmente sucede.

Ir a la DIAN. IR-A-LA-DIAN. Por alguna razón que desconozco están desgastándose ubicando personal en cada sede pidiéndole a la gente que ingrese al website y haga sus diligencias online. Pues les cuento: Ese website no sirve para un carajo. Cada cosa que necesito hacer termino haciéndola presencialmente porque por ahí no pude. Un consejo: ni lo intenten. Mucho menos si tienen Mac -su website sólo sirve en Windows- y tampoco sirve muy bien en Chrome así que mejor vayan a la fija. Yo fui desarrollador de software y la verdad me da oso que existan websites así de malos, sobretodo siendo una entidad como la DIAN que nos maneja la plata a todos. Es que ni ahí se ven nuestros impuestos. Qué oso.

==========================

¿Podrá nuestro amigo inscribirse como proveedor? ¿Podrá facturar? ¿Le pagarán?
¿Saldrá vivo de la DIAN? ¿Golpeará a alguien en el proceso? ¿Cuántas canas nuevas tendrá por cuenta de este proceso?

La respuesta a estas y más preguntas en el próximo capítulo de...

El triángulo de las BermuDIANs. Continuará.

Ellos ya siguen a la marmota

Marmotazos populares