miércoles, 11 de noviembre de 2009

El aplauso para el bloguero / The applause for the blogger

Antes de la nota de hoy quiero hablar acerca del Blog Soy Anónimo 
(http://blogsoyanonimo.blogspot.com/). Para los que me han preguntado: Sí, me gustaría escribir una historia anónima, pero aún no lo he hecho. Ya veremos. Un amigo me decía que no ha escrito porque debe haber muchas historias, así que para qué. Bueno, les confieso que no es así. Les cuento a ustedes que son los que han estado en el proceso y saben de dónde viene el cuento, se les tiene confianza así que no hay lío: La verdad no están llegando tantas historias y he estado pensando en cómo recibir más.


Un par de personas me han dicho que no quieren escribir porque los pueden reconocer por su manera de escribir, y otra amiga me dice que no sabe escribir. A raíz de eso me puse a pensar en que se puede hacer el experimento de ofrecer el servicio de redacción, es decir que alguien puede escribir la historia en sus palabras y autorizarnos a redactarla (les recuerdo que no sólo yo manejo el blog). Hace poco salió una historia llamada "Mi primer trío" y, personalmente, me pareció muy buena, aunque muy cortica. Yo la habría alargado un poquito más, tenía bastante de dónde. Entonces la propuesta es esa: que quien quiera escriba su historia y expresamente pida que la redactemos. Es como pedirle a los actores de sábados felices que interpreten el chiste. No sé qué opinen, pero seguiré pensándolo a ver si aguanta.


También les pido a ustedes, los de la casa, los cercanos, mis amigos casi-hermanos, que me ayuden a promover el blog, ya sea recomendándolo o invitando a la gente al grupo de facebook http://www.facebook.com/group.php?gid=162215955338, mientras más gente haya pues mejor para todos: Ya no será un círculo tan cerrado y las probabilidades de que nos reconozcan se reducen. Aprovecho para saludar y agradecer a las personas que me han leído en México, Chile y España.
Listo, ahora sí entro en materia, un abrazo para todos y gracias por leer.

****************
Cuando empecé a escribir notas en facebook lo hice como mera catarsis. Mi objetivo era desahogarme de alguna cosa muy probablemente política. Al principio hablaba mucho de nuestro simulacro de alcalde, o de Chávez y Piedad Córdoba. Alguna vez hablé de los taxistas. En fin, pura rajadera y desahogo; como siempre he dicho rajar es muy rico. Después de un tiempo noté con total felicidad que ALGUIEN ME LEYÓ!!! La verdad fue emocionante. No recuerdo si fue un "like" en alguna nota o un comentario. En todo caso fue muy grato.

Ahí descubrí que me gusta escribir. Lo hacía desde pequeño pero para mí. Escribía pendejadas y creo que tenía un estilo parecido al que tengo ahora: ninguno. O bueno, escribo en gran medida como si estuviese hablando de frente con alguien, agregándole un poquitín de formalismo -no quiero que alguien que no conozco y me lea se entere de que hablo tan feo, finalmente es bueno mantener las apariencias. Yo confieso que yo fui de esos que le escribió carticas a la novia y las doblaba con forma de casita o triángulo -a propósito de mi post anterior "Se acuerdan?"-, luego de que ella -mi novia- me enseñó. ¿Cursi? Siiii, ¡y qué!. Pero me pareció bacano. Incluso, creo que si me pongo a buscar en la bodega me puedo estar encontrando un poco de cartas que ella me escribió a mí.

Después de escribir notas en facebook y descubrir con agrado -pero sobretodo asombro- que alguien que no fuera profesor estaba leyendo lo que escribo (bueno, ahora que lo pienso, creo que los profesores tampoco me leían, sino que calificaban los trabajos por peso neto), empecé a recibir comentarios de amigos diciéndome que les gustó alguna nota, o incluso comentarios escritos, luego los mensajes en el wall, las cartas de amor y los montones de cajas con brasier de mis admiradoras. Mi asistente ya no da abasto.

Ahora sí en serio, no saben cuánto se los agradezco. He visto que hay personas que han entrado desde Madrid, Georgia (USA), Chile y México -Al blog, porque a Facebook no tengo ni idea-. A todos nos agrada saber que para algo somos buenos y más si nos gusta hacerlo. Algunos no me lo han comentado sino que suelen hacer click en "like", así que no es necesario que me lo digan porque se siente. Muchas gracias también. Otros comentan con frecuencia las notas, lo cual no significa necesariamente que les gustó pero al menos leyeron y ameritó un comentario, corrección, queja o reclamo. Bueno, de hecho algunos escriben sólo correcciones, así que el reto es algún día escribir algo que les guste. Cada comentario recibido es un espaldarazo o retroalimentación para mejorar el siguiente post. Por ejemplo, en mi última nota hice referencia a novelones mexicanos, cuando en realidad eran venezolanos (gracias Sebastián). Si yo no comento mucho es porque son mis propias notas y prefiero recibir sus comentarios sin tomar más partido, pero créanme que los leo todos. No creo que haya un bloguero que no lea los comentarios que le hacen.

A lo que quiero llegar es que en últimas cada comentario es como los aplausos. Una entrada de un blog puede ser leída por millones de personas pero si nadie deja huella, pues es como si nada, sólo se escucha el grillo solitario al fondo. El autor ni se entera. OK, hay maneras de enterarse. Existen add-ins que sirven para conocer las estadísticas de visitas a la página y otra serie de estrategias, pero no todo el mundo tiene esos conocimientos técnicos -y no tiene por qué tenerlos.

Yo no me considero precisamente un bloguero consumado pero hoy, en nombre de todos los blogueros, les pido humildemente que cuando se pasen por un blog y lean algo de su agrado, se tomen un segundo de su apreciado tiempo y hagan click en el "like", se siente bien. Mejor aún que dejen un comentario si la nota lo amerita, o un acuso de lectura, como el de Silvia: "un dos tres por mí, que yo me la leí". Pueden ensayar con este blog, para empezar :D

**********************************

When I started to write this notes on facebook I did it as a mere catharsis. My goal was to unburden myself about something most of the times political. On the beggining I wrote about or mock mayor, or Chavez, the monkey-president of Venezuela. After a while I noticed with total happiness that someone had read my notes! It was exciting. I don't remember if it was a "like" in a note or it was a comment. Anyway it was very pleasant.

Then I discovered that I like to write. I did it as a child but just for me, just writing bullshit and I think I had a style quite similar to the one I have now: none. OK, I try to write as if I'm talking to someone face to face, adding a dash of formality -I don't want someone that I don't know think that I speak like a bitch. It's good to keep the appearances. I confess that I was one of those guys who wrote love-letters to my girlfriend, letters bent with shapes of house or triangle. "Twee? Sure, so what? But I thought it was cool.

After writing notes on facebook and discover with pleasure -but with astonishment- that someone but a teacher was reading what I write (well, now that I think about it, maybe teachers didn't read me either), I started receiving comments from friends telling me they liked some note, or written comments, then the messages on the wall, love letters and stacks of boxes with bra from my fans. My assistant is tired and jealous

Now, seriously, you don't know how thankful I am. I have seen that there are people who read from Madrid, Georgia (USA), Chile and Mexico -talking about the blog, because Facebook I have no idea. Everyone is pleased when figures ot that is good for something. Some friends don't say anything but usually click on "like", so there's no need to tell me. Thank you very much too. Other frequently make comments on the notes, which does not necessarily mean that they liked it but at least they read it to make a comment, correction, complaint or claim. Well, actually some people write only corrections, so my challenge is to write something they actually like. Every comment received is a boost or feedback to improve the next post. If I don't make comments is because they are my own notes and I prefer to get feedback without taking sides, but trust me I read all your comments. I think there's no blogger who doesn't read the comments people make.

My point is that every comment is like an applause. A blog entry can be read by millions of people but if no one leaves a mark, the author feels alone with the lonely cricket in the background. The author doesn't even notice. I don't consider myself a blogger but today, on behalf of all bloggers, I humbly ask that when you go through a blog and read something you like, take a second to click on the "like" button, it feels good. Even better if you leave a comment, as Silvia did: "one two three four, had the time and read the note". You can try with this blog, for a start :D

Ellos ya siguen a la marmota

Marmotazos populares