jueves, 23 de diciembre de 2010

El caso La_Verdulera

Buenas noches.

El día de hoy, @La_Verdulera (Laura Bautista) anunció públicamente que se niega a entregar el premio a mejor twitpic que su empresa estaba "patrocinando". Pongo en comillas esta palabra porque -repito- las marcas no se consideraron patrocinadoras sino colaboradoras. Cada marca entregaba un obsequio (el que quisiera) para el ganador de alguna de las categorías.

Les voy a contar la historia con esta marca en particular. Por alguna razón @La_Verdulera se enteró de los PremiosTWT y quiso que su marca participara. Es así como preguntó por twitter quién estaba organizándolos. En horas de medio día yo recibí una llamada de ella, se presentó y me dijo que deseaba participar con el "Viajero del año". Casualmente ese día yo estaba en una reunión confirmando esa categoría, así que le dije "lo siento mucho, pero ya cerramos esa categoría, muchas gracias". Al parecer Laura Bautista deseaba aparecer de alguna manera, así que se comunicó con @osorioesteban, otro de los organizadores, y le insistió. No puedo dar fe de esto último, sólo puedo asegurar que más tarde ese día me llamó Esteban Osorio a decirme que debíamos continuar con esa marca. Mi respuesta fue que miráramos entonces otra opción. Cuando ella me dijo cuál era el premio (un viaje con todos los gastos pagos para dos personas) me pareció muy bueno y le hablé del twittero del año. Qué bacano que quien se ganara eso pudiera irse de viaje.

Posteriormente, sin que nadie se lo sugiriera, ella misma dijo que podrían ir con una nueva categoría, pero con otro destino. No teníamos disponible ninguna. De todas formas, con la intención de que algún ganador pudiera recibir este obsequio, le sugerimos el de twitter pic, aprovechando el tema de los fotógrafos, que puedan ir a dicho destino, tomar fotos y demás. Todos ganan. La prueba de esto que les digo es que adicionalmente al viaje, el ganador a Pic tiene un estuche para la cámara. Este estuche está pendiente por entregársele a la ganadora, @Polexia. Como le dije a ella, se lo entregaré en cualquier momento. Ya tengo el estuche en mi poder (hoy me lo entregaron) así que ya se lo puedo dar.

Las razones que @La_Verdulera aduce para no entregar el premio son incumplimiento de mi parte a un acuerdo que ella y yo firmamos. Afortunadamente publica también los puntos de dicho acuerdo, lo que facilita las explicaciones. Afirma ella que "nunca se observó su uso en la muy pobre difusión sobre nuestra marca que se hizo en medios, en cambio de ello usaron un logotipo erróneo y adicionalmente la categoría fue cambiada de Twittero del año a Mejor Twitpic de forma unilateral por parte del organizador". 

Bueno, vamos por partes: 

"La muy pobre difusión". Créame señorita Laura Bautista (@La_Verdulera) que si hubiésemos tenido la manera de poner comerciales en RCN y Caracol lo habríamos hecho. Lamentablemente somos un grupo de twitteros que estábamos tratando de producir un evento dentro de nuestras posibilidades. No somos una empresa con recursos suficientes como para ello. A esto hay que sumarle (como lo dije en otro post) que yo no tenía acceso a la cuenta de los Premios, como para hacer por esta vía las menciones que usted habría deseado.

"en cambio de ello usaron un logotipo erróneo". @La_Verdulera: el logotipo que usamos fue el que usted nos envió en formato PDF, el domingo 7 de Noviembre a las 2:21 de la tarde. En todo este tiempo es la primera vez que hace mención a ello. Si quería otro logo, habría sido mejor que nos enviara otro logo. Y ojalá nos lo hubiera dicho en cualquier momento entre el 7 de Noviembre y el 16 de Diciembre, no hoy 22.

"la categoría fue cambiada de Twittero del año a Mejor Twitpic de forma unilateral por parte del organizador". Ella al expresar su descontento dijo por correo electrónico el día 7 de Diciembre que sólo irían con una categoría. Ella cambió unilateralmente las condiciones faltando una semana para el evento (esto me obligó a buscar por cielo y tierra otra marca para que cubriera este faltante). Adicionalmente en su correo dice "cualquiera de las dos categorías", y así se hizo.



Dice ella con respecto a la cantidad de tweets: "lo indicado hubieran sido al menos 2 por día". Ella está asumiendo cuánto habría sido lo adecuado. Nosotros nunca aseguramos una cantidad mínima de tweets. Con 26 marcas apoyándonos, dos tweets por marca = 52 tweets al día mencionando sólo marcas. Nos habríamos vuelto spammers, primero, y segundo, si me pongo a hacer eso, no habría tenido tiempo de buscar el bar (visitamos al menos 7 bares), las bandas (hablamos al menos con 14 bandas), crear contenidos para el sitio web, etc. Ninguno de ustedes habría querido una cuenta en la que sólo estuviéramos hablando de marcas, cuando se supone que lo importante son los twitteros. Ustedes mismos lo han dicho. Por otro lado, como ya he dicho, desde hace varias semanas yo no tengo acceso a la cuenta de los PremiosTWT.

Afirma la señorita Laura Bautista que en los videos se hizo énfasis en una marca en especial. ¿Saben? Si no es por Nokia, no habríamos tenido cómo grabar esos videos. Ellos nos prestaron el celular que usamos para grabar los videos. A cambio se acordó decir que se grabó con dicho celular. Era lo más lógico. En el texto que ella afortunadamente incluye dice: "Un reel de todos los colaboradores". Este reel fue el que los asistentes vieron en el evento. Este reel es una seguidilla de todos los logotipos pasando una y otra vez. Esto también se cumplió.

"a duras penas [la marca] fue reseñada con los logos de otros anunciantes al final de cada video". Precisamente, con los logos de otros anunciantes. ¿Acaso pretendía que pusiéramos su logo durante todo el video? ¿No habría sido esto desigual con las otras marcas?

"PremiosTWT hará convocatoria a múltiples medios de comunicación como prensa, radio [...] No vimos que nuestra marca fuera promocionada dentro de dicha convotatoria". ¿En algún momento  aseguramos que usaríamos alguna marca para ello? De ser así, usar su marca también habría sido desigual con las demás.

Nosotros afirmamos que haremos un comunicado final que enviaremos a los medios de comunicación. Esto le corresponde al señor @osorioesteban, que es quien domina el tema y muy amablemente se ofreció a hacerlo. Fue él quien redactó el borrador inicial de el acuerdo que se firmó con cada marca.

Es más, en la última llamada (del día lunes 20) en que @La_Verdulera me dice que no entregará ningún obsequio, le insisto en que lo considere. Le insisto en que no le dé premio sólo al ganador, sino al ganador mas acompañante. Quiero que @Polexia sepa que hicimos hasta lo imposible por lograr convencer a la representante de Divi Resorts de que le entregue su premio. Al finalizar la llamada, Laura Bautista me dice "suena interesante, lo vamos a pensar". De esta llamada tengo testigos.

Soy yo el que hoy aquí les dice que es @La_Verdulera, representante de DIVI RESORTS quien nos está incumpliendo a nosotros. Soy yo el que está siendo acusado por un cambio unilateral por parte de @La_Verdulera en las condiciones del acuerdo cuando ha sido todo lo contrario. Es la señorita @Polexia quien se ve perjudicada por ello, ya que le están negando el derecho al obsequio que se le prometió. La diferencia es que yo pretendía arreglar las cosas con los involucrados en privado, como debía ser.

Afirman que robé plata por esto. A ver, seamos lógicos. Si la señorita Laura Bautista no entrega un premio al ganador, ¿dónde entra ahí el tema de algún dinero que supuestamente me robé? En ningún momento se habla de dinero. Hombre, no acusemos por acusar. Pongámosle un poquito de lógica a las cosas. Hoy, 22 de Diciembre de 2010 a las 11 de la noche, afirmo y juro que no he recibido un sólo peso de ninguna de las marcas colaboradoras, aunque sí he gastado en temas como Sayco, una van para artistas, alquiler de sonido, alfombras azules, bebidas para artistas, etc.

Por último: Muchos twitteros han escrito cosas como que yo no doy la cara, que me fugué, que me estoy escondiendo. Particularmente el señor @JavCop, quien tengo entendido es periodista, ha estado preguntando cada cierto tiempo por mí a lo largo del día. Debido a eso varios afirman que me fugué, que me perdí, que robé. Disculpe: ¿usted pretende que yo esté todo el día frente a mi computador, por si de pronto a alguien se le ocurre acusarme de alguna otra cosa y usted quiera saber al respecto? Ayer le escribí a usted diciéndole que le respondo cualquier cosa, porque de todo hay comprobantes. Incluso escribí un post y le envié el link. Para usted hacer los PremiosTWT quiere decir que generalmente estoy conectado. Le afirmo que una cosa no significa la otra. Asumir es un error.

Me veo en la necesidad de informarles entonces qué estoy haciendo en el día y por qué hasta ahora escribo este post, para que no se diga que ando escondiéndome: Todos estos días he estado solucionando los muchos problemas en que se me ha involucrado. Algunos consecuencia directa del evento, otros consecuencia de tweets malintencionados y acusadores. Yo no soy periodista, pero tengo entendido que antes de lanzar acusaciones se debe indagar qué hay detrás de cada acusación. Tengo entendido que si a alguien se le acusa de algo, se le debe preguntar. Que no responda una hora después no quiere decir que estoy en Las Bahamas con la plata que aseguran que me robé.

Problemas como una cláusula de 4 millones de pesos porque según el bar no asistieron 400 personas. Mañana tengo una reunión con la administradora del bar para ver cómo resuelvo eso. Problemas como solucionar lo del premio al mejor blog. Problemas como el dinero que se le debe al bar por concepto de nómina y de un vénturi que se usó al final del evento. Desde que se acabó el evento he deseado hacer un informe final para enviarle a las marcas para "rendirles cuentas" sobre lo que se hizo. Por andar solucionando los demás problemas no he tenido el tiempo necesario, y por esto una de las marcas me afirma que está consultando con el departamento jurídico y de comunicaciones en caso de que se vea perjudicada. Osea, ¿debo yo responder por tweets que alguien dice a la ligera y sin medir consecuencias?

Dicen que soy un ladrón porque Divi Resorts no entrega un premio. Bueno, ¿y qué pasa con el resto de ganadores? Los más de 20 que se fueron a su casa con algún detalle que se están ganando por estar en twitter. Por ser buenos en algo. Seamos sensatos, por Dios.

Ya está bueno de acusaciones, todas sin fundamento. A cada acusación le he dado explicación. Para todo hay testigos y pruebas. Tristemente, aunque compruebe cada cosa, dudo que alguno de los que me ha acusado haga luego una corrección. Esa es la sociedad en que vivimos.

martes, 21 de diciembre de 2010

Los Premios TWT - Construyamos


Los twitteros le encontramos defectos a todo y a todos. En gran medida por el beneficio del anonimato. En twitter nada nos gusta. Si son premios pequeños son una porquería porque sólo "invitaron" a los de siempre. La misma rosca de nominados. Si son premios grandes, entonces una porquería porque antes las cosas eran "artesanales" y eran más bonitas. Si hay marcas, terrible porque esto se volvió capitalista, compañero. Si no hay marcas, fatal porque yo "¿qué hago con un pinche pajarito? yo me merezco más que eso". Aceptémoslo: nosotros criticamos TODO lo que nos parezca ajeno, todo lo que sentimos que es una amenaza para nuestro confort.

Twitter nos da la oportunidad de comunicar muchas cosas, en ese orden de ideas todos somos "medios de comunicación" y tenemos -en su justa proporción- el mismo poder que El Tiempo, Semana, etc. El problema es que no estamos preparados para ese poder, y no medimos las consecuencias de lo que decimos. No dimensionamos la responsabilidad tan grande. ¿Cuántas veces hemos matado a Pacheco, Joe Arroyo, Cerati, etc.? Y si jugamos con cosas tan importantes como la vida de figuras públicas, ¿cómo no jugaremos con la reputación de cualquiera de los de a pié? Invito a que seamos un poco más responsables con eso y pensemos dos veces antes de lanzar acusaciones.

En los premios nadie puede decir que no podía ir (excepto menores de edad, por políticas del bar) porque no había invitaciones. Todo el que quisiera ir podía. Sólo pedíamos una donación. Y lo de las donaciones venía de mucho tiempo antes de que la inclemente lluvia lo volviera algo tristemente común en nuestro país. Lo de las donaciones se hizo el año pasado en la primera edición de los premios. Y como tal debe mantenerse siempre. Creo que ese es uno de los verdaderos objetivos de los premios. 

En fin. Es real que en este país la gente se muere más de envidia que de cáncer. Yo pregunto: ¿por qué le temen tanto a que haya marcas en twitter? Eso es algo que está sucediendo y que va a suceder. Es natural. ¿O es que vamos a formar un motín y "boicotearemos" cuanta marca aparezca?

¿Por qué les estresa tanto que haya marcas? ¿Les parece malo que alguno de ustedes (escogido por ustedes mismos) se lleve un premio a la casa? ¿quieren que sean más "artesanales" y la gente se vaya con la estatuilla y listo? Que se vaya con un "Bien chino, sigue así, eres un duro" y una palmadita en la espalda. Si es así, bienvenido sea. La decisión es de todos. Y de paso nos quitamos un peso de encima.

Yo me pregunto: ¿qué evento twittero medianamente grande no ha sido criticado? Al menos en los últimos meses. Todo es malo. Es que hasta critican los eventos altruistas. Ese es nuestro nivel de cultura. Criticamos todo lo que no sea nuestro. ¿Saben cómo se llama eso? Ignorancia. Atrevida ignorancia. Yo no estoy en contra de las críticas, pero para que sean bien recibidas deben tener fundamento, primero, y ser constructivas, segundo. Hay gente que critica tanto que cansa. Hay gente que se va quedando sola porque no hacen un aporte positivo ni por equivocación.

No seamos tan envidiosos. Por eso es que estamos condenados a ser subdesarrollados. En vez de criticar las oportunidades y perderlas, busquemos la manera de aprovecharlas. Por eso es que las empresas ya no arman eventos públicos. Por eso escogen a dedo a sus invitados. Somos como en los Simpson, todos con antorchas encendidas esperando que alguno grite "QUEMEMOS LA BIBLIOTECA" "SIIIIIIIIII" ¿Por qué no mejor en vez de hablar tan venenosamente... hacemos algo? ¿Por qué no en vez de esperar en la cueva que alguno de nuestros monos entrenados detecte una twitcam o un evento para salir a criticarlo... hacemos algo productivo?

Construyamos país, señores. Construyamos algo. Dejemos de ser tan egoístas y pensemos en grande, pensemos en armar una empresa y dar empleo. Algunos dicen que los colombianos somos emprendedores y que no nos varamos por nada. Pues demostrémoslo, pero no a costa de los demás. No pasemos por encima de la gente. Otra cosa: he recibido muchas llamadas de apoyo. Otros me lo dicen con terceros, o DMs, messenger y demás. Agradezco mucho todo eso. Por último me gustaría invitarlos a que lo hagan públicamente. Para que la gente negativa y conformista vea que los que queremos hacer cosas buenas somos más. 

Los dejo con una frase que recibí en un correo electrónico y que me dejó pensando:

"No me preocupa tanto la gente mala, sino el espantoso silencio de la gente buena"  - Martin Luther King -

Gracias.

Los Premios TWT - El evento


Algunos criticaron el streaming. Les cuento que la empresa que hizo el streaming la contactamos porque ellos hicieron el de Campus Party y lo hicieron muy bien. Si fuera por facilidad habríamos buscado una en Bogotá. Pero no fue así, quisimos los mejores y ellos tienen las mejores referencias. El streaming falló un poco -según me informaban- no por el streaming en sí, sino por el internet. El internet lo estábamos buscando con 3 meses de anticipación, pero por cosas de la vida sólo logramos instalarlo hasta el día anterior. Ese día salimos del bar a las 8 de la noche. De hecho, la última semana buscamos el internet con cuanta compañía se nos ocurrió -muchos nos ayudaron con eso, mil gracias-. Felizmente logramos tener la conexión esa noche. Imagínense donde no hubiese sido así. La comunidad nos habría caído encima.

Algunos otros se fueron con descontento por la "separación" de las zonas. ¿Quieren saber por qué fue así? Porque a última hora, ese mismo día, se nos informó que no había camerino. Teníamos 4 bandas que no tenían dónde cambiarse. Teníamos un poco de presentadores que no sabían ni qué tenían que decir. ¿Cuál fue la decisión? usar como camerino una de las salas de arriba, la más cercana al escenario. Esa zona la íbamos a usar para tener a los presentadores, poderles explicar qué libretos teníamos (libretos que eran una guía, más que una obligación) y sobretodo para avisarles cuándo les tocaba. Como nos quedamos sin esa zona, pues tocó separar el segundo piso para ellos. También queríamos tener un espacio para ubicar fácil a los nominados y que así pudieran pasar rápido por su premio en caso de ganar. Al tener tantas categorías, después de entregar las primeras 10 todos iban a estar bostezando. Teníamos que hacerlo rápido. Nadie se va a aguantar 2 horas de pié viendo pasar gente a una tarima. Con respecto a los presentadores, la idea era tener a alguien considerado "farándula" y a uno de los twitteros como cualquiera de nosotros. Imagínense en el escenario a una Marcela Alarcón con un @Gaminsito. Así estaba planeado. Díganme uno cuándo tiene la oportunidad de tener al lado a una Juliana Gálvis, una Mónica Fonseca, un Mark Tacher (para las mujeres) o qué se yo? Yo por lo menos no la tengo nunca. Así que era una perfecta oportunidad de mezclar ambos "mundos". Y fue por eso que contactamos a varios twitteros para presentar. Incluso, una tarde de domingo lo preguntamos públicamente y varias personas se ofrecieron.

Nunca pretendimos "separar" a los twitteros. Es más, a todas las personas que esa noche me dijeron que querían subir, les di una manilla. Repito, la única razón por la que se hizo esto fue para facilitar la producción del evento. No porque alguien sea más que otro, porque nadie lo es. Lo he dicho públicamente muchas veces y lo seguiré repitiendo.

Con respecto al inconveniente al premio del mejor blog, les dejo el link en el que se aclara la situación:
http://premiostwt.org/CO-001.pdf

Los Premios TWT - creciendo

Viene de aquí "Las marcas y su participación"

Este año, al igual que el anterior, el evento fue creciendo sólo. El año pasado sólo se pensaba en abrir votaciones y darle reconocimiento a los ganadores, por twitcam. Pero la misma gente y el mismo evento fueron pidiendo, hasta que se hizo una ceremonia en un bar, gracias a @xponk y gracias a muchos otros que colaboraron (lo malo de nombrar a alguien es que se crea el compromiso de nombrarlos a todos, y es injusto dejar a alguien por fuera). Este año el evento también iba creciendo despacito, como debía ser. Hasta que un viernes hablamos con otra marca. Esta marca empezó a hablar de un evento gigantezco, como nunca soñamos. Un evento con montones de cantantes y bandas. Imagínense la emoción. Poder hacer un evento para los twitteros con artistas colombianos de talla nacional (internacional también).

No sé qué piensen ustedes, pero el hecho de lograr que los twitteros fuéramos a un evento, gratis (quiero decir, sin exigir un cover en dinero, lo que siempre se pidió fue una donación), con artistas que a muchos nos gusten, me pareció la locura. Llegar a hacer un evento de esos, ¿sin un peso? Lo máximo!! Eso nos permitió soñar con hacerlo muy grande. Además si lográbamos convocar muchas personas con esos artistas, podríamos recibir muchas donaciones también. Ese sueño no duró mucho, y tuvimos que retroceder. Volver a lo básico y pensar en un evento pequeño.

Desde el principio pensamos en buscar una banda pequeña para que nosotros sirviéramos como plataforma para ellos, pero también una grande que nos ayudara a nosotros. Fuimos a ver muchos toques. Muchos. No todos los que habríamos querido, pero sí muchos. Y los grabamos para que personas que saben de música nos ayudaran a escoger, como Diego Cáceres, teclista de The Mills. Aprovecho para decir algo: Absolutamente ninguna decisión la tomé yo solo ni arbitrariamente. Por ejemplo: Las bandas/artistas no los escogí yo. Pedí(mos) consejo de personas que supieran de música. La Bermudez fue la más votada en una encuesta que hicimos y ella, muy amablemente, aceptó. Con divagash fue diferente e interesante: Ellos iban a patrocinar una categoría, la de DJ. El día que los conocí por esto (el mismo día que hicieron el video), aprovechamos y les insinuamos que sería buenísimo que tocaran en los premios. Dijeron que no porque para esos días estarían fuera del país. Así que seguimos hablando con bandas para convencerlos de tocar y, créanme, hablamos con muchas. Por cosas de la vida al final Divagash no viajó y aceptaron tocar en el evento.

Ese día, cuando me enteré que iban a tocar me alegró enormemente y empecé a twittearlo. Algunos quizás lo recuerden. Yo nunca me imaginé hacer un evento con una banda como ellos. Banda que admiro. De hecho hubo varios momentos en que me pasó eso. Yo soy un ingeniero de sistemas. Lo más cerca que estoy de farándula y artistas es cuando entro a myspace. Algunos piensan que soy un tipo engreído, que si me ven en la calle me quitaré mis gafas de mil dólares, los miraré con desprecio y me reiré pensando en su insignificante vida. Irónico, porque por otro lado hay personas que me dicen que les gusta que yo en twitter hablo con todo el mundo. Reconozco que últimamente no lo hice mucho, sencillamente porque no tenía tiempo por andar metido en la organización de los premios. Otros pueden decir que el día del evento no los saludé. Bueno: por dos razones, porque no los conozco a todos (aunque me gustaría) y porque ese día estaba manejando un estrés que no había vivido antes. La verdad no ví el evento y espero poder ver las grabaciones. ¿Saben? 4 días después me enteré de que Marcela Alarcón presentó una categoría, porque vi la foto en el Facebook de un amigo. No vi los shows de las bandas que tocaron, no sé qué tal estuvo. Pero sí sé que buscamos darle gusto a todos, con una banda de jazz/rock, otra de pop, una artista pop, y una banda de mucho nombre como Divagash.

Los Premios TWT - las marcas y su participación

Viene de aquí "Empezando"

Prosigamos con el tema de las marcas colaboradoras. Nunca dije "patrocinadoras" porque no patrocinaron el evento. Colaboraron dando obsequios para los ganadores, que es diferente.

El espiritu de los Premios desde mi punto de vista -y supongo que el de todos- siempre fue darle algo a los twitteros reconocidos por la comunidad. Aquel 19 de Julio lo primero que se hizo públicamente sobre los premios fue publicar un tweet que decía algo como "¿sabía usted que ya se están organizando los premios twt de este año?". Varias personas nos respondieron favorablemente, incluyendo dos personas que quisieron apoyarnos con las marcas que representan. Por supuesto, a mí me pareció buenísimo. ¿Saben por qué? Porque eso significaba que pudiéramos dar un premio representativo, no sólo el simbólico de una estatuilla. Es más, ahora que hablamos de estatuillas, este año pudimos hacer algo que desde el mismo 2009 se pensó: gracias a una de las marcas colaboradoras este año se pagó por las estatuillas. El año pasado las hizo @empiezacon_z, donó 30 ballenitas. De su bolsillo y sin pedir nada a cambio. Este año quisimos reconocer ese esfuerzo y buscamos que alguna empresa nos diera la plata para pagarle este año, y así fue. Perfectamente hubiésemos podido buscar una empresa que hiciera las estatuillas, pero no fue así, porque esto es de twitteros. Lo hacemos los twitteros.

Absolutamente todas las marcas que se contactaron fue a través de twitter. Una anécdota: En los primeros días un compañero de trabajo me dio el teléfono de alguien de una multinacional de tecnología. La primera pregunta que le hice a esta persona cuando llamé fue "¿sabes qué es twitter?". Cuando me respondió que no, le dije que muchas gracias y adiós. Lo mínimo que debería tener una empresa en los premios es que sepa qué es twitter y por qué estamos premiando. La gran mayoría de marcas que se vieron allí nos contactaron directamente. Nosotros no las buscamos.

Alguno puede estar pensando: "bueno, si le pagaron a algunos, pues ellos pueden haber recibido plata para sí mismos". La respuesta es NO. Ninguna de las personas que participó en el desarrollo de los premios este año recibió un sólo peso por su trabajo. Por el contrario, se invirtió trabajo, tiempo y dinero para lograr el evento como se logró. Tenemos todas las cuentas muy claras y sabemos cuánto gastamos. Les cuento dos anécdotas: algunas de las marcas colaboradoras insinuó que luego me darían algo a mí. Yo dije que no, que yo no pediría nada a cambio, y no lo hice. La otra anécdota es que un par de empresas ofrecieron hacer el evento, una de ellas incluso me ofreció darme una parte de las ganancias. La respuesta de nuevo fue no. Mi deseo fue hacer el evento, producirlo. No sacarle plata. Como ven oportunidades no faltaron, pero nunca las acepté.

Los Premios TWT - empezando

Desde antes de escribir este post sé que va a ser largo, por lo que seguramente lo dividiré en varias partes. En un próximo post procuraré mencionar a cada persona que me colaboró con los premios. Me siento muy agradecido con todos ellos. Quiero empezar diciendo que quien quiera que tenga alguna pregunta, duda o sugerencia sobre los premios, por favor me lo haga saber. La idea es esa. Gracias a todos por tomarse el tiempo de leer y bienvenidos.
OG.
*************

Cuando se acabaron los premios el año pasado, el 16 de Diciembre de 2009 cerca de la media noche, lo primero que dijimos fue "hagámoslo otra vez el otro año". Cuando se hacen cosas y sientes que pudiste hacerlo mejor, quieres volverlo a intentar. Así que una de las cosas que dijimos fue que le dedicaríamos más tiempo, que empezaríamos mucho antes. Había que hacerlo mejor.

Cuando Lorena Chaparro vino a Colombia era natural que habláramos al respecto. Y lo hablamos. Lo primero que hicimos fue definir unos puntos básicos, lineamientos que llaman, para hacer los del 2010. Copiaré algo de lo que escribimos esa tarde de lunes, 19 de Julio: 

"Se buscará patrocinio con el fin de incrementar la calidad del evento. No se buscará favorecer a la coordinación de los premios (...) Lista de patrocinables: Categorías, logística, premios físicos, producción, streaming"

Lo anterior se cumplió a cabalidad.

Antes de continuar, citaré algo que Lorena Chaparro publicó en su blog recientemente. Dice que [Omar Gamboa] "me insistió mucho en la idea de permitirle organizar los premios, yo acepté porque me pareció correcto y porque además era alguien en quien confiaba y que ya me había colaborado el año pasado." Según ella, le insistí mucho -le rogué- y ella me permitió organizar los premios (??). En algún otro momento me dijo "Omar, yo te estoy dando una oportunidad muy grande". Primero, desde el mismo día en que hicimos los premios del 2009 ya habíamos hablado de eso. Segundo, ¿rogar? Creo que quien me conoce sabe que no rogaría por algo como eso. Claro que quería hacer el evento, por algo lo hice, pero de ahí a rogar hay mucho camino. Me parece irónico que lo diga ahora cuando hace unos meses -cuando las cosas iban por mitad de camino- le pedí ayuda con algunas cosas que se podían hacer desde Francia y me respondió algo como (no textual) "yo estoy muy ocupada, yo sí tengo una vida". Bueno, me queda la duda entonces de si son tan poco importantes que ella (sí) tiene una vida aparte, o son tan importantes como para que me esté dando la oportunidad de mi vida.

Por otro lado, dice Lorena Chaparro en su blog que quedó sorprendida cuando se empezó a hablar de marcas en los premios. Curiosamente, la primera vez que hablamos con alguien de una marca fue un almuerzo al que ella asistió. De ese almuerzo salió la posibilidad de otra marca patrocinadora. Es decir, para cuando ella viajó desde Colombia, ya había tres marcas apoyándonos.

Para terminar con esto, tal vez no todos lo sepan, pero este año estábamos "a cargo" de los Premios tres personas - con lo anterior no quiero decir que únicamente, porque con el tiempo se fueron sumando muchas personas más-. Una de ellas, @LorenaChaparro, está en Francia adelantando estudios, de manera que no podía colaborar. Ella sí tenía vida. La otra persona tampoco está en Bogotá, @juangiga, tampoco podía y así lo manifestó desde un comienzo. Este año estaría colaborando con la plataforma de votaciones. Y así fue. Bueno, alguien debía asistir a reuniones, buscar los obsequios que le daríamos a los ganadores, buscar el sitio para la ceremonia, las bandas, llamadas, taxis, parqueaderos, libretos, videos, etc. Y para todo esto hubo muchas personas colaborando. Personas que quizás no todos conocen pero que hicieron muchísimo, como @osorioesteban (gracias a él se lograron muchas grandes cosas para los premios), @irigo_ (estuvo muy pendiente del website, de la producción, de las bandas y varias cosas más, a pesar de estar enfermo los últimos días), @sandratour (sin ella sencillamente la producción no se había logrado. Hasta sus amigas y hermana estuviéron ayudándonos a recortar los pajaritos que vieron como decoración), y muchas otras personas que ayudaron de muchas formas y que en un próximo post mencionaré adecuadamente. 

Algunos afirman que me volví creído porque ya no respondo un tweet. Cómo quisiera haber tenido ese tiempo para hablar con todos como siempre lo hago. Antes mucha gente me decía que yo siempre hablo con todos, supongo que cambié en menos de dos meses y por eso ya no me atrevo a mirarlos y que contaminen mi espacio visual -qué rápido he cambiado, me desconozco-. Otros decían que yo soy creído porque desde la cuenta de los premios tampoco respondí mentions. Pues bien: les cuento que de un tiempo para acá yo no tengo acceso a dicha cuenta, por lo que yo mismo nunca pude responder desde allí, así que lo hice desde la mía personal. Muchos pueden dar fe de ello, como @ahediaz o @turint, que manifestaron descontento y tan pronto supe les respondí.

La gente es imposible de complacer. Es un hecho. Al principio no quise decir que yo estaba manejando la cuenta de los premios, para no tener el protagonismo del que seguro me iban a acusar. Pero la turba twittera no se hizo esperar y exigió que se dijera quién era. El temor era que fuese una empresa que se quisiera apoderar de los premios y le quitara esa identidad que tuvimos el año pasado. Cuando dije que era yo, algunos se tranquilizaron, mientras que otros dijeron "aaaah, ahí está este tipo dándoselas de que él maneja SUS premios". No quise hablar de los premios desde mi cuenta personal para que no me relacionaran, ni para bien ni para mal, y las cosas fueran independientes. Pero en algún momento tuve que informar desde mi cuenta personal porque ya no podía hacerlo desde la de los premios. En algún momento se dijo que los premios eran "corporativistas". Así que le bajé el tono formal. Luego dijeron que eran unos premios "dramáticos". Es más, creo que la misma persona dijo ambas cosas. Mi mensaje es: Ubíquese. ¡Ah! y cuando lance acusaciones procure hacerlo con argumentos y dando la cara. Eso de hablar a espaldas no merece respeto. No el mío.

miércoles, 13 de octubre de 2010

De cómo conocí a mi papá.

Yo pertenezco a esa gran cantidad de personas de mi generación que crecimos sin un papá. Cuenta la historia que mis papás estuvieron juntos por algo más de cuatro años, es decir justo el tiempo entre el nacimiento de mi hermano y el mío. Yo me imagino la escena de ese día algo así: 'Señor Gamboa: es usted padre de un hermoso niño!' -'Claro, Sergito es una belleza' pensaría mi papá, hasta que entendió que le hablaban de mí. Me miró, detenidamente... y tras reflexionar un rato balbuceó algo como... 'este... sí, sí... ehmmm, qué nervios, ¿no? Creo que necesito un cigarrillo. Ya veeeengoooo'. Supongo que mi papá tiene un gusto refinado por los cigarrillos y aún no ha encontrado esa marca que tanto le gusta.

No es secreto que a alguien no le hace falta lo que no ha tenido, y yo no fui la excepción. Como no tuve esa figura paternal realmente nunca sentí su ausencia. Claro, todo esto también es gracias a la sabiduría de Bertica, mi mamá, que supo manejar las situaciones casi a la perfección. A mí nunca me preguntaron en el colegio ¿Omar, ud por qué no tiene papá?, y creo que tampoco habría sabido qué responderles. Supongo que les habría dicho que es que él se fue con otra familia y allá es feliz, en una casa muy bonita. Y ya les digo por qué. 


Fuente: http://daviviendaproductos.blogspot.com/ 
El día que supe cómo luce mi papá fue en algún Diciembre de comienzos de la década de los 80. Estábamos todos en mi casa viendo televisión cuando salió uno de esos comerciales navideños de Davivienda: vista general de pesebre, muy bonito él, armado a punta de casitas rojas chiquiticas, iluminadas desde adentro, muy bonitas ellas. Acercamiento a una de las casitas (sí, la casita roja de Davivienda) y entra la cámara por la ventanita y se ve una familia feliz, animada, celebrando su navidad, entregándose los regalos. Muy bonita la familia y los regalos. En ese momento mi mamá dice 'mira, ese es tu papá'. ¿QUÉEEEEEEE? Sobra decir que desde ahí ya no me pareció tan bonita la familia, mucho menos los mugrosos chinos esos que estaban ahí recibiendo regalos de MI papá. Esos regalos son MÍOS!!! Aceptémoslo: mi papá no me importaba tanto como los regalos. YO QUERÍA ESA CAJA GRANDOTA PARA Mí !! ¡Qué desgracia tan infinita!

Mi mamá siempre fue muy sincera y me explicó las cosas como son: 'No, mi amorcito, ese SI es tu papá, pero esos no son los hijos ni la mujer, ellos son actores. Les pagan por eso'. Qué alivio, osea que los regalos tampoco eran de verdad. O sea que los regalos podrían ser para mí ! Yeeeeessssssssssss. Bueno, tal vez dije fue 'Siiiiiiiiiii', porque yo no le jalaba mucho al inglés por aquellos días. Mi mamá continuó: 'La familia de verdad está en otro lado, creo que en Fusa'. ¿QUÉEEEEEEEEEE? ¿O sea que no hay regalos? ¡No es justo! ¡Yo he sido un hijo ejemplar! Al menos tan buen hijo como él buen papá (el viejo truco de echarle la culpa al otro). Bertica siempre fue muy buena madre, así que no me hizo falta ni el papá, ni el regalo. Mi mamá siempre nos llenó de cuanto juguete se nos ocurriera a los dos malcriados y consentidos niños. Tuvimos desde guantes de boxeo hasta carpa, pasando por la colección de carritos que yo armaba en fila por todo el "hall" de la casa. Tuve una infancia muy bonita.

********     ********

Un tiempo después estaba yo alistándome para salir a mi universidad. Resulta que en la casa en la que viví gran parte de mi vida, en el barrio El Polo -Polo Club-, el baño queda junto a la puerta de la casa. Pues estaba yo en este baño peinándome cuando sonó el timbre. Fui y abrí. Casi suelto la maleta cuando al abrir la puerta ví exactamente lo mismo que estaba viendo en el baño dos segundos antes. Bueno, lo mismo, pero como 20 años después. Osea... ¡¡era un espejo del futuro!! Cuando escuché el 'quiubo chino' que siempre usó mi papá cuando me llamaba anualmente para mi cumpleaños, caí en cuenta que no era un espejo. Lo saludé y entró a la casa, dejando a su paso el olor característico a cigarrillo. Juemadre, ¡o sea que SÍ encontró cigarrillos! 

Claro, yo ya no tenía 6 años como para esperar que mi papá viniera para quedarse. Aunque sí tenía 18 como para esperar que se le hubiese enredado, no sé, un beeper, un celular, las llaves de un Mazda 323 último modelo. O sea... 18 años de regalos más intereses -y yo siempre he sido muy interesado- eso bajito bajito era un carro. Aunque sea un Sprint. Pero nada. Manos vacías. Parqueadero desocupado. No recuerdo el motivo por el que mi papá fue a visitarnos ese día, pero sí sé que no era un motivo de más de dos horas. 

Como conclusión de ese día me quedan dos ideas: una, que mi papá no fue por cigarrillos, dos, que si fue porque yo le salí muy feíto, pues de malas porque salí igualito a él. ¡JA! ¡En tu carota! O en la mía.

PD. Otro día les cuento cómo conocí a mis hermanos (si ellos me dejan).

domingo, 10 de octubre de 2010

Réquiem por Sergio -Repetición-


Este post lo escribí hace casi un año. Aquí está el original, por si alguno quiere ver los comentarios de la primera publicación. Lo traigo a colación porque el miércoles 20 de Octubre de 2010 es el tercer aniversario de la muerte de mi hermano. Algunos de ustedes quizás ya lo leyeron.

Es un pequeño homenaje a mi hermano, a mi compañero de mil aventuras. A la persona de la que obtuve algo de mi sentido del humor, la que me enseñó a burlarme de mí mismo (él fue el primero que se burló de mí), al que me presentó mi primera novia. A un ser que me enseñó a agradecerle a Dios el hecho de estar vivos y caminar al parque a respirar sonrientes. Un abrazo gigantezco y mi amor profundo y eterno para Sergio, allá en su nubecita con dirección hidráulica.

***********************

Para escuchar mientras lees.

...




Los que me conocen saben que poco me gusta hablar de estas cosas. No soy muy bueno manejando los sentimientos negativos así que uso la salida fácil de ignorarlos: tratar de alegrarme la vida con pendejadas, que la chocolatina, que ver la película divertida, que la canción que hace dar ganas de bailar. Así soy yo.

El lío es cuando los sentimientos me arrollan, pues me abruman y no soy capaz de controlarlos. Quizás por el hecho de ser ingeniero he aprendido a ser menos sentimental y usualmente domino mis emociones. No siempre, como ahora. Una de esas cosas que por estos días me ha atropellado de frente es el recordar a mi hermano. Estoy convencido de que cada quién tiene sus dramas y yo hoy quiero hacer catarsis con el mío. No he hablado con mucha gente de esto y por eso mismo nunca le hice catarsis a la muerte de mi hermano. Evidentemente siempre será una melancolía presente, pero al menos ya vivida, con su duelo apropiadamente cerrado.

Mi hermanito, mi prima Cata y yo.
Fuente: http://on.fb.me/bVyYVp
Para hacer un pequeño resumen a los que no saben, mi hermano siempre fue muy enfermo, pasó media vida en hospitales, por tanto mi mamá también. Gracias a Dios pudo hacer una vida relativamente normal, estudiamos juntos los últimos años de secundaria, en el colegio Santo Tomás de Aquino, y él hizo su carrera como publicista. El era 4 años mayor que yo y murió a los 34 años. Como les decía, yo aprendí a guardar los sentimientos negativos, y a procurar no manifestar tristeza, desazón o desánimo. Como le aprendí a una ex novia, creo que siempre se puede tener una sonrisa para los demás. Pero esto de no dejarme llevar por el mal genio lo aprendí precisamente por Sergio, mi hermano. Yo era muy de mal genio y explotaba -las puertas de la casa de mi abuelita, donde pasé mi infancia, son testigo de los arranques que me daban-, hasta que algún día jugando en el parque un niño accidentalmente lastimó a Sergio, y yo, sin considerar la posibilidad de averiguar qué pasó, al ver a mi hermano llorando me lancé contra el otro niño que no salió muy bien librado de la situación. Obvio, yo era un niño y nadie esperaba que lo invitara a mi sala y le preguntara "bueno, ¿qué pasó? cuéntemelo todo. ¿Tinto?". Pero con el pasar de los días me enteré que no había sido culpa del niño y que yo casi lo medio acabo, pues con eso aprendí que siempre es mejor esperar a escuchar la otra versión. Francamente fue una lección de vida para mí y estoy muy agradecido de que me haya llegado tan temprano en la vida. La parte no tan positiva de eso es que me guardo los sentimientos malos, como la rabia y la tristeza, y llega un momento en que todo eso puede explotar.

****     ****

En la última época en que mi hermano estuvo muy enfermo, en la que luego sería su última recaída, yo trabajaba para una empresa que considero explotadora. Allí tenía que trabajar todos los sábados no porque fuese parte del contrato sino porque el jefe se ufanaba al decir que "un empleado no tiene vida propia". Pues yo sí la tenía y en ese momento la misma requería de más atención. Mi hermano estaba muy enfermo, hospitalizado, mi mamá salía del trabajo para la clínica y viceversa, yo pasaba varios días sin verla, todo por un trabajo estúpido del que finalmente me echaron un día viernes que dije "lo siento, pero yo mañana no puedo venir". Ya se imaginarán la clase de empresa que era. O que sigue siendo.

Gracias a que no tenía que trabajar más, pude dedicarle más tiempo a mi familia, visitar a mi hermano, acompañar a mi mamá. Y de paso buscar un apartamento con ascensor para que Sergio no tuviese tantos inconvenientes en sus visitas a la clínica por las diálisis cada tercer día. Finalmente él nunca conoció el apartamento, en Cedritos, que es donde él siempre quiso vivir.

La semana que nos mudamos él estaba hospitalizado. Un viernes estando en la clínica, mi mamá y yo fuimos a hablar con el médico en la unidad renal, quien nos dijo "Sergio tiene una semana de vida". Nunca había experimentado tanto dolor en mi vida, aunque no dejé derramar una lágrima: era el único apoyo para mi mamá. Cuando ella se calmó volvimos a la habitación y decidimos que no le diríamos a nadie, en parte para no darles sufrimiento a los más sensibles. Aquí hago un paréntesis para decir públicamente que siempre admiré y admiraré la fortaleza de mi mamá. Quisiera tener la mitad de la entereza que ella tiene. Pocos tenemos la fortuna de aprender de mujeres como ella. Tampoco les dijimos a los demás el poco tiempo que tenía Sergio para que no le hablaran a él con desesperanza y le transmitieran algo que no queríamos.

Esa noche de viernes me quedé en la clínica para que mi mamá pudiera dormir de largo una noche, por fin después de tanto tiempo, y obviamente hacerle compañía a Sergio, que dormía a raticos y por esos días le tenía miedo a la noche. Para él era muy extraño que yo estuviese ahí porque cada vez que se despertaba me preguntaba "¿qué hora es?", "¿ud qué hace aquí?", "¿por qué no se va para la casa?". Es curioso cómo se puede perder la noción de todo cuando estás tan débil. Esa noche, noche que le voy a agradecer eternamente a Dios, noche que me dio la oportunidad de compartir con mi hermano y sentirme menos impotente, sentir que pudimos conversar como cuando éramos niños y nos dormíamos hablando de cuanta cosa se nos ocurriera. Él siempre fue un buen conversador y divertido. Creo que en parte si tengo algo buen humor es por él. Le aprendí muchos apuntes. Esa noche de viernes se "hizo" el enfermo, es decir... grave, y luego se atacó a reír y dijo "eeeeeh, puro amague". Todavía nos reímos cuando nos acordamos mi tía y yo, que éramos los únicos presentes.


****    ****

Ese sábado mi mamá se despertó renovada, por fin pudo descansar un poco más. Sergio también amaneció mejor, con más ánimos, con ganas de hablar, de recibir visitas y demás. Qué ironías de la vida, definitivamente. Curiosamente mucha gente nos visitó ese día. Mis medio hermanos pudieron venir ya que entre semana era muy complicado. Vino mi papá también, y por supuesto mi familia González que es la mayor bendición que tengo después de mi mamá. Sergio se sentía feliz, y aunque mi mamá y yo teníamos un nudo en la garganta, siempre estuvimos alegres atendiendo los visitantes. Incluso en algún momento estuvimos los cuatro hermanos en la habitación, junto con mi papá y mi mamá. Sergio me pidió ayuda para sentarse en el borde de la cama y nos fue pidiendo a cada uno un abrazo. Me dejó a mí de último. Cuando me estaba abrazando dijo "qué curioso, esto es como si fuera una despedida. Tenerlos a todos aquí al tiempo". Las piernas me temblaron, lo apreté tan duro como sentí que su cuerpo podía resistir. Le di un beso en la cabeza y me retire a "caminar un ratico".

****    ****

Mi hermano, tratando de sacarme del lado oscuro de la fuerza
Fuente: http://on.fb.me/bVyYVp
Hacia la 1 de la tarde salimos con mi mamá al apartamento para bañarnos y almorzar, con la tranquilidad de verlo feliz en compañía de tanta gente. Estando en el apartamento llamamos y mi tía Elbita nos contó que habían llegado sus dos mejores amigos del colegio y no paraban de reírse los tres. Qué emoción y qué tranquilidad. Era una tarde soleada y bonita de Octubre. Almorzamos, nos arreglamos. Ya listos para salir, recibimos una llamada. Mi tía Elbita nos pide que no nos demoremos porque Sergio "se está sintiendo débil". Manejé tan rápido como los nervios y la prudencia me permitieron. Menos mal mi mamá es tan tranquila como yo.

Al llegar a la clínica todos estaban afuera, en la sala junto a las habitaciones. Por supuesto entré casi sin saludar, y vi a mi hermano recostado en la cama, como ido. Casi sin reaccionar. Su cuerpo ya no daba más y estaba totalmente debilitado. Había varios tíos, llorando como nunca los había visto ni lo he vuelto a hacer, y otros familiares lejanos. En ese momento me descompuse y con la voz entrecortada les pedí que se retiraran. Los pocos que nos quedamos en la habitación -un par de tíos, mi hermana y yo, mi mamá no fue capaz- sabíamos que ya no había nada más qué hacer. Sergio ya no tenía fuerzas para hablar. De hecho todos pensaron que él ya no era consciente de las cosas, pero (y es la primera vez que lo voy a decir públicamente) yo sé que él estaba consciente ya que cuando lo abracé y le dije que lo quiero mucho me miró y asintió tratando de decirme algo. La verdad nunca le dije a nadie porque ese es el consuelo que les queda a mis tíos y a mi mamá: que él no sufrió casi en sus últimos momentos y que nunca supo que se iba a morir. - Un favor: Mi familia no suele leerme pero si alguno lo hace o si me lee alguien que conozca a mis familiares, les ruego no decirlo. Ya no viene al caso. Y aunque yo no debería decirlo, necesito hacer catarsis, pido excusas si les encomiendo un secreto que no les corresponde-. Mi tía llamó a un médico para que le inyectara algo a mi hermano y lo dejara descansar. Fue bastante doloroso sentir cómo se le fue la vida de a poquitos, hasta que ya no estuvo más.



Después de que todo esto sucedió, me retiré calmadamente y me encerré en el baño a llorar tan fuerte como pude, para poder hacerlo muy rápido y así estar bien para mi mamá. Es como con la lluvia que es muy fuerte pero pasa pronto. Salí del baño, busqué a mi mamá, la abracé y la besé. Todos se fueron para la capilla de la clínica y finalmente nos quedamos mi hermano menor, el novio de una prima y yo atendiendo lo necesario. Vi cómo envolvieron el cuerpo de mi hermano en las sábanas o mantas, ayudé a hacerlo. Son momentos que nunca olvidaré y que nunca había contado, y aunque me dolía no quería despegarme de mi Sergito, acompañarlo todo lo que pudiese. Luego de todo eso bajamos, las enfermeras y yo, el cuerpo hasta la morgue de la clínica. Esto lo hice porque por ironías de la vida el camino pasaba por la capilla, donde estaba toda mi familia, más precisamente mi mamá. Me adelanté un poco y le pedí a una prima que procurara que mi mamá no se diera cuenta.

Algo que me enorgullece de mi familia es que, a pesar de toda la tristeza, esa noche que fuimos todos a mi apartamento estuvimos tranquilos, calmados. Se respiraba paz... esa paz que se siente cuando en el fondo se sabe que él está mejor, que por fin descansa tranquilo, que ya no le duele nada. Esa paz que sentí al pensar que mi mamá por fin podría, algún día, pasar una noche de largo. Que a pesar del dolor inmenso "era mejor así".

****    ****

A la misa llegamos mi mamá y yo sin saludar a mucha gente. Por supuesto nos sentamos adelante. Estando allí noté que mis tíos estaban descompuestos y no se iban a atrever a levantarse frente a la gente y dar las últimas palabras. Saqué fuerzas de algún lugar, me levanté y me paré frente a todos. Ahí noté que había mucha, muchísima gente en la iglesia. No cabían todos, a pesar de ser una iglesia grande, la San Juan de Ávila en Cedritos, para los que conozcan. Honestamente, me sorprendió un poco ver a tantos (incluso mis compañeros de trabajo) en ese lugar acompañándonos. Evidentemente también me alegró mucho. Luego supe que a mi familia se sorprendió mucho cuando me vio subir y que muchos dijeron "juemadre, aquí no aguanto más y lloro fijo". Ya no recuerdo bien todo lo que dije, pero fue algo así:

"Hola a todos, buenas tardes. Les agradezco mucho que estén aquí, acompañándonos a mi familia a mí, ustedes saben que eso vale mucho. Mi hermano siempre fue una persona muy alegre, siempre tuvo una respuesta inteligente y divertida para todo. Por eso mismo hoy les pido que no estemos tristes. Si él, estando enfermo, pudo siempre sonreír, ¿por qué no podemos nosotros? Hoy quiero que estemos alegres, que estemos felices, porque hoy hay fiesta en el cielo".

O.D.

PD. Siempre fuimos mi mamá, Sergio y yo. Siempre fuimos tres. Por eso esta canción, del grupo que aprendí a disfrutar gracias a Sergio. Un saludito para mi chinitico y que me guarde media nubecita por allá, que espero hacer méritos para poderlo acompañar algún día.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

No al drama

Un post de Mema, la princesa samaria, me puso a pensar en el tema de si existe aquella persona que nos mueva el piso, que nos genere pasiones, pero que a su vez las sienta por nosotros. Es decir, que proporcione una relación equilibrada. Y tuve la oportunidad de hablarlo con ella misma, personalmente. Olvidé pedirle el autógrafo -craso error- pero espero que se vuelva a repetir. Sigamos: Considero que son muy pocas las probabilidades de que dos personas se atraigan, se apasionen, se junten, y empiecen a vivir un amor de novela. Pasa, claro. Y no sólo en las películas. Pero no sucede con tanta frecuencia como quisiéramos.

Una mujer conoce a un hombre, un hombre que tenga las suficientes cualidades para llamarle la atención a ella. Ella se siente atraída por él. Si la cosa es mutua, puede suceder que las cosas avancen y finalmente -casi irremediablemente- las pasiones se acaban para alguno de los dos. Y el otro queda sin piso así que terminará "enamorándose". Aquí es donde quiero empezar a hacer diferencia: eso no es amor, es traga, es embobe, es 'crush'.

fuente: http://bit.ly/9XgVpW
El otro caso: el mismo hombre y la misma mujer y él le presta atención inicialmente, lo suficiente para que ella se forme el video y crea que tiene futuro. Pero él va en otro plan, sencillamente no está interesado y para él es un juego. Ella se envidea, se muere por tratar de descifrarlo, o de entender por qué carajos es que él no le presta atención. Y ahí sigue la serie de pensamientos clásicos, como que todos los hombres son iguales, como que los hombres no valen la pena, los hombres no le meten corazón a las cosas, los hombres sí tienen sexo sin amor, etc.

Ahora el caso contrario, ambos se llaman la atención. Pero por alguna razón ella no está interesada. Porque ella acaba de salir de una relación, porque prefiere estar sola, porque el tipo no es material como para algo serio, en fin. Cualquier razón. Entonces es él el que se emboba con ella, el que no entiende cómo es que la cosa no funciona, y empieza a sufrir con el llamar o no llamar, el buscar o no buscar, invitar o no invitar. Como ven, no es que las mujeres sean unas brujas malévolas, ni que los hombres no tengamos corazón. Muchas veces es cuestión de momento, de timing (aquí entre nos, odio ese temita del timing).

Bien, volvamos a lo básico. Creo que el tema es diferenciar el amor de la traga. El 'love' del 'crush'. Al principio alguien te atrae. Atracción. Por ahí se empieza. Esa atracción no necesariamente es física sino que puede ser intelectual, o un no-se-qué no-sé-dónde. Si se arriesgan a empezar a salir, puede que se traguen, por lo general esto ni es al tiempo ni es equilibrado. Siempre habrá alguno que se encarrete más, por cualquiera de las razones que ya les mencioné más arriba. Pero nada, eso tampoco es amor.

El amor, el de verdad, el que no es sólo pasión sino corazón, el que incluye amistad y lealtad, el que no es de "besémonos" sino de "conozcámonos" es diferente. Ese sí es equilibrado. Es más tranquilo y racional. Claro, todos queremos llegar a eso pasando por la pasión. Lo que sucede es que no es tan equilibrado. Por definición la pasión es fuerte y desequilibrada. Es impulsiva y emotiva. Es un torrente de emociones sin freno. Ahora, yo mismo muero por una relación bien apasionada, conocer una mujer que me revuelque los más bajos instintos y que además sea mutuo. Pero tristemente no es tan probable. Siempre hay más de un lado que del otro. 

Fuente: http://bit.ly/aq8Fbz
Creo que alguien que quiera comprometerse en una relación estable y duradera debe estar dispuesto a superar esa tormenta de emociones y de inestabilidad emocional que se vive al principio. Y la palabra clave es esa: Compromiso. Imagínate una piscina, o una tina. Tranquila, calmada. Esa eres tú. Ahora lánzale una piedra, una piedra que va a salpicar cuando caiga, una que generará ondas que van y vienen. Va a armar un desorden. Esa piedra es la otra persona. Pero ese desorden poco a poco se va calmando y al final se llegará a la estabilidad que se desea, con piedra y todo. En ese punto, aunque esa piedra te saque la piedra, ya la relación es tan estable que no afectará profundamente la relación. Entonces, ¿estás dispuesto(a) a superar esa primera etapa? ¿A continuar aunque la otra persona se muestre más enamorada que tú? Esperar que ambos sientan exactamente lo mismo es utópico. Pero si crees que tiene futuro, que la otra persona vale la pena, aunque no sientas maripositas en el estómago deberías continuar. Eso es compromiso. Quién sabe, te puedes estar perdiendo una oportunidad maravillosa.

Creo que lo que nos falta es dejar de idealizar tanto las relaciones en un comienzo. Dejar de soñar con esos amores de novela, con un montón de drama. Aquellos en que las familias se oponen, en que es lo peor si Federico Rigoberto es un mecánico y que Guadalupe sea una chica fresa. Los amores de verdad son los que se afianzan en la amistad, el conocimiento y la lealtad. No en el drama. Cuando quiera drama pongo "Closer".

jueves, 23 de septiembre de 2010

Pasión por lo que haces

Últimamente mis post andan muy en el plan de "autoayuda". Si sigo así me empezarán a decir Omar Rizzo. Pero qué carajos, creo que uno tiene que ayudar a reforzar ideas. Además que esto también me sirve a mí, no crean que yo aplico todo lo que digo, pero sí lo creo firmemente, de manera que de a pocos lo voy interiorizando y luego será natural. No forzado. Todo lo que escribo lo creo, quizás es por eso que logro convencer a un par de personas o que varios se identifiquen. Así que hay que hacerlo en la vida diaria, allá afuera, en el día a día. 

Justo ahora estoy involucrado en un par de proyectos que potencialmente son muy buenos. Hay que invertir mucho en ellos, sobre todo trabajo. Por supuesto el dinero es una parte clave, pero considero que a punta de trabajo fuerte y pasión se puede lograr. Ambos proyectos me apasionan, aunque uno de ellos lo he descuidado porque no soy el único que lo hace y sé que si no estoy presente, el proyecto sigue. En este proyecto soy un colaborador apasionado y espero de todo corazón que prospere, así no esté metido de cabeza.

El otro proyecto depende un poco más de mí. Hay mucho por hacer y debo estar muy involucrado. O no tanto "debo", sino "quiero". Es de esas cosas que te tienen pensando cuando te levantas, o que cuando te acuestas piensas uy, esto podría funcionar y al otro día llegas a compartirlo con los involucrados. No sólo es algo que te hace pensar sino que te alegra la vida, porque sientes que al final las cosas pueden salir muy bien, sientes que tienen todo el potencial del mundo. Sientes que si las cosas salen como las planeas podrás conquistar el mundo, Pinky.

El proyecto está empezando apenas y sé que lo que se viene es duro. Muy. Pero así mismo es interesante. En el tiempito que llevo metido en esto he logrado crear interés en varias personas que creen tanto como yo y, opinión personal, puede deberse en gran medida a la pasión que me genera. Como decía, creo que en un tiempo estaré pensando en que quiero tirar la toalla, eso siempre pasa. Por ahí leí una frase que decía: "Nada que uno pretenda que perdure se hace en un segundo, se necesita perseverancia". Muy cierto. Además creo que con la gente que tengo al lado -no sé si ellos me lean- todo se puede lograr. Seguramente ellos me dirán "marica, no sea tarado, dele que ya casito". Ese proyecto también es de ellos. Igual que mi agradecimiento. Uno las cosas no las hace sólo, no hay que ser tan iluso. Creo que siempre hay que contar con el apoyo de las personas que sienten la misma pasión que tú. Varias personas me han dicho "puedes contar conmigo, para lo que necesites". Tengo que hacer una aclaración enfática. El proyecto inicialmente no es sólo mío. El sueño lo comparto con una amiga, pero por cosas de la vida en este momento ella no me puede ayudar tanto como quisiera. Espero que pronto forme parte de todo. A eso le apuntamos.

Mi consejo personal, luego de este texto desorganizado pero apasionado, es que busques hacer lo que te gusta, lo que te mueve, lo que te apasiona. A mí me gusta escribir, y más si de lo que escribo me apasiona. Búscate un objetivo en la vida -sirve para todo: ese carrito que quieres, la casa de tus sueños, etc.-. Busca ese objetivo y piensa cómo lo puedes lograr. Si no sabes cómo buscarlo, procura pensar en qué te gusta hacer y ojalá sea algo en lo que además eres bueno. Dale, piénsalo e imagínate cómo será cuando lo logres. Permítete soñar. Los grandes proyectos empiezan con un sueño. Y los grandes viajes empiezan con un paso. Luego ponte manos a la obra y dale. Lo más rico de todo, y lo más importante, es disfrutar el proceso. Esa es la clave. Humilde opinión.

sábado, 18 de septiembre de 2010

Mi blogger secreto

Cuando me invitaron a participar en el #bloggersecreto lo pensé dos veces, primero porque el "regalo" es un post sobre la persona que te salió. Tengo el inconveniente de no interactuar mucho con los blogueros por cuestiones laborales, así que pensé que no resultaría. De hecho, a ella no la pude "endulzar" y la mantuve en el olvido. OK, no en el olvido, porque la pensé mucho, pero igual ella nunca lo supo, así que la misma le dio.

Para quienes no sepan, supongo que la mayoría, el Blogger Secreto fue una iniciativa de @Turint quien reunió a un grupo de blogueros y nos invitó a participar escribiendo un post para cada quién. Buena iniciativa, me parece.

Bueno, mi bloguera es Carolina Pardo (@CarolinaPardo_), una barranquillera de aquellas imposibles de ignorar. Una mujer con toda la actitud y que no pasa desapercibida ni aunque quiera. Su blog es temático y está dedicado al cine. Me gusta su estilo y la pulcritud con que lleva sus letras. No es fácil encontrar errores (o es imposible, porque yo no me crucé con ninguno). Francamente es un blog que vale la pena leer.

Pero detrás de esas palabras se encuentra Carolina, la mujer. Esa mujer es arrolladora, o al menos eso se percibe desde ese lado del timeline (terminología twitter). Esta niña inspira y respira sensualidad o, si se quiere, sexualidad. Es retadora con sus palabras. Disfruta hacernos volar la imaginación mientras ella vuela con la suya. No habla con tapujos y dice las cosas tal y como las siente. Ese tipo de personas que vale la pena conocer porque siempre sabes a qué te atienes, si estás en la buena o en la mala, si le caes bien, mal, regular. Si le caes bien igual te podrá decir las cosas como son y sin rodeos.

No la conozco mucho, creo que hay mucha Carolina Pardo Delgado qué conocer. Así que prefiero no aventurarme mucho más de lo que ya lo hice. Sólo me queda decirles a todos que pasen por su blog y si tienen twitter sigan a @CarolinaPardo_ sin dudarlo. Créanme, vale la pena.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Mi cupcake

Tengo un cupcake que me gusta mucho. Lo vi hace poco en esa tienda, en el mostrador. Yo no soy un tipo dulcero así que en un principio no me fijé demasiado, pero por alguna razón logró captar mi atención. Me acerqué despacio, lo detallé mejor, y me pareció un cupcake muy bien hecho. Se podía apreciar que lo hicieron con todo el esmero, cada detalle muy bien pensado. La crema que lo cubre está cuidadosamente puesta en su sitio, una crema rosadita, provocativa. Y en la punta de la crema, un corazón. Rojo. Encendido. De esos corazones que pueden quemar.

Tímidamente me acerco a preguntar si ese cupcake está a la venta, si es real, o si es tan sólo una muestra de aquellas que se usan para atraer miradas. Tan perfecto se ve. Medio irreal. Lo compré. Me atrajo y me gustó, así que lo compré. Ya más de cerca vi que no es tan perfecto. Vi que por el contrario tiene detalles que lo hacen diferente, la crema tiene algunos granos de azucar, el corazón no está perfectamente alineado y tiene unas arruguitas aquí y allá. Supongo que ha sido un corazón maltratado. Siempre hay alguien que no sabe tratar un corazón como se debe. Gente sin corazón, debe ser.

Pero esas imperfecciones lo hacen único. No hay un cupcake igual. Es hecho a mano y con pasión. Y por eso me gusta. Por eso captó mi atención. Lo compré porque no es uno entre tantos, sino que es mi cupcake. Es EL cupcake. Sus imperfecciones lo hacen ser lo que es y así es que me gusta. Con su sabor incierto, con su aroma atrayente, con su forma delicada y precisa. Lo tuve sobre mi mesa un instante, sin saber qué hacer, tan sólo admirarlo. Me gusta tanto mi cupcake que no sabía si debía comérmelo o no. Y como no supe qué hacer, lo tomé, lo guardé en su caja y salí corriendo llevándolo conmigo.

Golpeé en su puerta y esperé que saliera a pesar de la hora. Se lo regalé a ella, para que ella lo disfrute. Porque quiero que ella sea mi cupcake.

Feliz día del amor y la amistad.

Qué inconformes


Para escuchar mientras lees:


Es curioso -todos lo sabemos y lo decimos, es vox populi- cómo las personas nunca estamos contentas con lo que tenemos. Uno siempre se dice que será feliz 'cuando tenga mi casita', 'cuando cambie de trabajo', 'cuando tenga novia', y así. Somos como pendejos, ¿no?

Voy a hablar del caso particular -y recurrente en mis últimos post- del "relationship status". Frescos, aquellos que estén empezando a pensar que qué mamera de tipo, otra vez se puso a hablar del amor, les digo que a veces me agarro de un tema y escribo varias cosas al respecto porque las ideas van fluyendo. Ya hubo tanda de denuncias, otra de amistad, otra de mi familia. Este post y el llamado "100% actitud" son consecuencia de "la novia-no modelo", que recibió varios comentarios que me hicieron pensar algunas cosas que ameritan ser tratadas con más detalle. Es más, esto lo estoy escribiendo hoy viernes 3 de Septiembre y supongo que lo publicaré en un par de semanas. Para su tranquilidad, creo que será el último de esta "Serie Rosa", así que nada de nervios.

Prosigamos. Yo estoy soltero -y hago lo que quiero- desde hace un buen tiempo. Claramente, he tenido momentos en los que he deseado tener alguna relación seria e incluso lo he intentado, pero no se ha dado por diferentes razones que no vienen al caso. El tema es que la mayoría de mis amigos, conocidos y familiares están casados, de manera que he recibido varias veces el consejo de mis tíos y tías: 'Mijo, eso aproveche la soltería, que luego cuando esté casado no va a poder hacer nada', y frases de amigos como 'qué envidia le tengo. Poder salir sin pedir permiso, trasnochar por la rumba y no por los hijos', 'qué daría yo por estar en su lugar'. Cosas por el estilo son pan de todos los días. Y mientras tanto, los solteros desean (deseamos) tener a alguien que nos consienta, que nos llame, o alguien a quién llamar y con quién arruncharse así sea los domingos por la tarde y ya. Repito: Uno sí es bien pendejo.

Fuente: http://bit.ly/cHcsKV
Los solteros añorando una pareja y los casados deseando la pareja pero bien lejos. ¿Entonces? ¿A qué jugamos? Yo digo orgullosamente que me he gozado esta soltería más que todas las anteriores. Esta vez me ha durado más pero digo sin equivocaciones que nunca había disfrutado tanto el estar solo, el poder conocer mucha gente, socializar, salir, pasear, ir de rumba, en fin... de todo un poco. Y eso me permite creer que cuando me llegue el momento de tener una relación estable la disfrutaré muchísimo y haré todo lo que no se puede hacer estando sólo. Llamaré, consentiré, atenderé, cuchichearé, me dejaré consentir y llamar y paladear y todo lo demás. Me gozaré las coincidencias con mi pareja y amaré las diferencias. De eso se trata. No sé en qué momento de tu vida te encuentres, pero seguro es muy disfrutable, seguro hay alguien que quisiera vivir lo que tú estás viviendo ahora. Así somos los seres humanos. Entonces gózatela, pásala bueno. En vez de amargarte por lo que no tienes, ríete por lo que sí tienes. Y eso aplica para todo, para el trabajo, para el carro, la bicicleta, la vida.

Fuente: http://bit.ly/djjK83
No seamos tan pendejos. Disfrutemos la vida como viene, saquémosle provecho, pensemos en qué queremos y busquémoslo, pero disfrutando el proceso que es lo más bacano. Hay personas que dicen que yo tengo estrella, que la vida me ha resultado fácil. Yo creo que no es tanto eso, sino que no me amargo tanto y vivo tranquilo. Y eso se lo aprendí al ser más puro y especial que conozco: mi mamá.

Ustedes no tienen por qué saberlo pero ella no ha tenido una vida tranquila y fácil, sólo ahora está disfrutando con tranquilidad. Y si mi mamá, con tanto problema en la vida, lo pudo hacer, yo puedo. Y si yo lo hago ¿por qué ustedes no? Mi mamá respira una paz y una calma envidiables. Ella es un ángel en toda su expresión. Es más, ahora que lo pienso, esa es la estrella que tengo. Tengo un angelito en el cielo y tengo otro en la tierra, en la casa, que es mi mamá.

Problemas tenemos todos. Deseos tenemos todos. Pero esta vida es muy bacana como para andar remilgando y refunfuñando por lo que nos falta. Ponte a pensar en las cosas que sí tienes, que te aseguro que no son pocas. Relájate y disfruta.

martes, 7 de septiembre de 2010

100% Actitud

Para escuchar mientras lees:




Gracias a los comentarios del post, "La novia-no modelo", me puse a pensar en esa idea de que 'los hombres así no existen'. ¿Así cómo? se preguntarán ustedes. El comentario vino debido a que en el post mencioné cómo quisiera que sea mi pareja y que, más que el físico, quiero que tenga cerebro, actitud y personalidad. Se hizo un comentario anónimo diciendo que los hombres así no existen. Bueno, yo no creo que no exista ese tipo de hombres. Existen, pero no se hacen notar.

Primero voy a tocar el tema del físico, para salir rápido de eso. Para mí el físico es importante, por supuesto. Todo entra por los ojos. Pero no quiero una mujer que sea material de Miss Universo y que le guste a todo el mundo, sino que me guste a mí. Y para gustarle a alguien no se necesitan medidas perfectas sino actitud. No sé si les ha pasado -tanto a hombres como a mujeres- que están en una sala y entra una persona del sexo opuesto robándose todas las miradas. Analizándola no es alguien con una belleza física que cumpla con todos los parámetros pre-establecidos, pero sí es alguien con toda la actitud, que entra segura de sí misma, que llama la atención porque irradia buena vibra, porque tiene una energía especial. Esas son las personas que atraen. No son las personas que entran suavecito para no hacer ruido y que nadie los vea, sino las que entran naturalmente y por eso mismo se roban todas las miradas -tampoco hay que hacer alboroto, eso ya es ramplonería y, en últimas, inseguridad-. Y dentro del tema de la actitud, la parte que se ve influye mucho. ¿No te ha pasado que algún día te sentiste desarreglado hasta que alguien cercano te dice 'oye, esa camisa te queda bien'? Desde ese día usas esa camisa más seguido, seguro. También caminas con más seguridad porque "sabes" que te queda bien. Y efectivamente, sientes que llamas más la atención. Es la misma camisa y eres la misma persona, pero tienes diferente actitud. Ese es el punto. Para terminar con esta parte agrego: arréglate, vístete bien, có[email protected] -no se trata de tener la ropa más elegante y costosa, sino la que te haga sentir bien, que te ayude con la actitud-. La parte de afuera ayuda para cambiar lo de adentro, pero lo importante es lo de adentro, porque es eso lo que hace que lo de afuera se vea bien. La actitud. Sonríele a la vida. No me alargo más, finalmente este tema ya lo traté en posts como "Seamos claros", "No es cuestión de enamorarse sino de seguir enamorados" y "Las siete cosas que me gustan de una mujer". 

Ahora sigamos con el tema inicial y principal. Como decía más arriba, no creo que 'los hombres así no existan', sino que no hacen ruido, precisamente por su naturaleza tímida. Usualmente el que es romántico es tímido, porque socialmente se considera que el romanticismo denota debilidad y por el contrario, se cree que el que es práctico, el que ve la vida con el lado izquierdo del cerebro, es más "fuerte". Creo que están equivocados. Lo cortés no quita lo valiente, dicen por ahí. Yo solía ser muy tímido e introvertido; ahora me considero menos tímido pero extrovertido y eso me ha facilitado mucho la vida. Yo no me considero nada especial ni diferente a mucho tipo que hay por ahí. La única diferencia es que por alguna razón le estoy perdiendo el miedo al rechazo. Y cuando uno se quita ese peso de encima vive más tranquilo y dice las cosas de frente y sin rodeos. Como son. Si una mujer me gusta se lo hago saber. Y creo que también se me nota si es para algo serio o para todo lo contrario -osea, algo inserio-. Y si es para algo serio me comprometo totalmente con esa relación, hasta que deje de tenerla. Y ya está.

Creo que el punto es ese, que las cosas se digan y se traten como es. Perdámosle el miedo al qué dirán. No es fácil, yo estoy aprendiendo, pero sí se puede. Cuando uno vive así la pasa mejor. Los prejuicios sociales son sólo eso, prejuicios. Es pura presión de grupo. Como en el colegio, que todos los niñitos se burlan del 'pobre' que recibió una cartita de amor de la novia, pero en el fondo todos lo envidian. Hasta Tomasito, el matón del curso. Y eso pasa toooodo el tiempo, tooooda la vida. Mis amigos de la universidad -probablemente alguno esté leyendo- me la siguen montando por eso. Hace poco puse en el estatus de Facebook algo romanticón, y la mayoría de comentarios que recibí fueron burlándose. Obvio, como ellos ya están casados, pues ya el romanticismo lo tienen en la casa. Así que vienen y se desquitan con Gamboa. Pero qué carajos, ya me llegará lo mío. ¡Ja!

Termino con la idea central: Vivamos la vida más relajados, no nos preocupemos tanto por el qué dirán, pasémosla bueno. A las mujeres que quieren un hombre romántico, pídanlo, como para que uno sepa. Y a los hombres románticos: Ojo, por ahí los andan preguntando, dicen que ustedes no existen. Déjense ver. Yo ya levanté la mano.

-------------------------------------

Post Data.

Hoy hablaba con una buena amiga acerca de algo que me dijeron y que le repetí a ella: A veces no hay que estar con quien amas, sino con quien te ama. Ese es el punto con los románticos: como llegan pisando suavecito, al principio no suelen mover muchas pasiones (si ud, querido lector, es romántico y mueve pasiones, considérese muy afortunado). Pero con el tiempo esas relaciones tranquilas, alegres, felices, se van llenando de amor. El amor es una vaina que se construye, es diferente a la pasión. Tengo dos muy buenas amigas que hoy en día están felices con ese hombre que las fue conquistando de a poquitos. Punto para los Románticos!! -En tu carota, coyote cósmico-.

miércoles, 18 de agosto de 2010

Ein Taxi für den marmota

Yo creo que en una vida pasada fui taxista. Y que además fui de los más indios, de esos que se la montan a los pasajeros. De los que cobra de más a los que veía con cara de gringos, o de los que no llevan a nadie que no sea para donde a mí me sirve. Debí ser de los peores porque ahora como que estoy pagando el karma.

Hay varias cosas que yo no había vivido y por tanto me llaman la atencion aquí en Alemania: Primero el cuento del sol en el verano. Siendo las 11 pm uno sigue viendo sol, entonces claro, cuando te vas a dormir no sientes sueño y no quieres acostarte. Es como cuando a los niños los mandan a la cama a las 6. ¿Así quién va a querer dormirse? "5 minuticos máaas mamáaaa. Y te juro que guardo los juguetes". Entonces aquí ando, viendo cómo en Colombia son las 3 de la tarde, a la gente le queda medio día del fin de semana y uno se tiene que acostar. Y también curioso que cuando me levanto en las mañanas allá algunos hasta ahora están pensando en dormirse. Creo que sigo viviendo más en horario colombiano. No piensa uno: "uy, son las 12, toca almorzar", sino que son las 5 am y que algunos hasta ahora se van a levantar. Me dicen que el jet-lag es más facil de vuelta a Colombia, porque uno parte y llega el mismo día. Cuando llegue les cuento. Eso sí, me garantizaron que voy a durar una semana foqueado allá, así que no debería salir en las noches. Veremos si hago caso. Ja.

Otra cosa que pensé que sería diferente es el manejo del inglés. Yo pensé que aquí todo el mundo lo habla, pero no. En un restaurante fui a pedir comida para llevar, pero por poco no la logro. La niña que me atendió no sabía ni cómo decirme que no habla ingles, ni yo supe cómo decirle que me había dado cuenta hace rato. Pero bueno, es divertido tratar de comunicarse a señas con la gente. El primer “choque” fue con el taxista que me recogió en el aeropuerto. El taxi fue contratado, así que el man iba a buscarme a mí, pero yo casi no lo encuentro (porque no le presté atención al correo en el que me decían exactamente en qué entrada estaría el man. Yo sé, muy tarado. Los regaños los recibo en Colombia). Después de como media hora logré ubicar el taxi, pero el tipo no estaba. Me imagino que fue a buscarme. Cuando finalmente nos encontramos le dije en inglés que lo sentía mucho, que me perdí, que di vueltas por todo lado, que soy un taradeishon, que llamé a la empresa de taxis a preguntar… Cuando terminé de contarle, el tipo –que no paraba de sonreír muy amablemente- hizo con las manos el signo de pulgares arriba, me dijo “good” cogió mis maletas, las cargó al taxi… y nos fuimos. Yo me imagino que diria “uish, estos gringos si es que hablan mucho, ¿no?” Bueno, al menos en Colombia todo el que llegue hablando diferente es gringo. Sea alemán, francés, o escandinavo. De pronto aquí también. Diría “Grrrring” o alguna otra vaina así bien alemana.

El taxi fue contratado para traerme del aeropuerto al hotel, que son en ciudades diferentes. El mancito empezó a manejar, pero al rato me puso nervioso, porque empezó a mirar el GPS con insistencia, a cada rato lo movía desesperado, le tocaba por aquí, lo presionaba por allá, no sé si le cambiaba la ruta. ¡Hasta peleaba con él!! Se supone que él no sabía hablar inglés, pero luego de mucho pelear con el aparato, le empezó a decir “shut up” (cállate) … o algo muy parecido en alemán. Voy a buscar en el traductor “shará” a ver si significa algo en alemán. En fin. El tipo me traía como nervioso. Imagínense en una cirugía el médico sacando la enciclopedia Larousse y buscar nerviosamente entre las páginas, luego que ponga cara emocionada porque encontró el tema, y empiece a contar costillas para saber donde carajos es que tiene que meter cuchillo. De quinta. Supongo que el señor este era nuevo en el tema de la manejada de taxis o algo, pero no dejó de llamarme la atención.

La otra fue que el GPS "decía" algo que sonaba “osfart”, y el man luego repetía “osfaaaart”, con aparente nerviosismo. Pues claro, uno dice “marica, el man este se perdió. Señores… se murió Gamboa”. Al poco rato veo una desviación y un letrero que dice “Ausfahrt” y... EL MAN SIGUIÓ DERECHO !! Yo dije “Mierda, nos pasamos. Señoressss... raptaron a Gamboa!!”. Bueno, no es que yo sea tan importante, pero de pronto alguien pague recompensa por mí, así sea para que no me regresen. Varias veces pensé en decirle al man “oiga, ud me perdonará don taxista, ¿no? pero… ¿no teníamos que irnos por la autopista que se llama osfart? Eso le dijo el aparato”. Pero él sólo hablaba alemán y yo de aleman ni la A. Jodidos. Opté por decirme a mi mismo “lo peor que puede pasar es que nos demoremos el doble, algun día llegaré”. Al rato otra desviacion con otro aviso Ausfahrt. Ya luego lo veía a cada rato. 

Al otro día, cuando le pregunté a mi amigo qué significa la palabreja, me dijo Salida

AAAAAAAAAAAHHH, con razón. Menos mal no le dije nada al señor don taxista. Qué oso.

Ellos ya siguen a la marmota

Marmotazos populares