viernes, 22 de enero de 2010

Las perlas del tránsito

Es bien sabido que los diciembres los policías de tránsito hacen su agosto (investigando encontré que la expresión viene de europa, y hace referencia a la recolección de cereales y semillas en verano. ¡¡Cadacodes don Biblioteco!! Aquí ). Cada vez que se aproxima la época de vacaciones comunitarias, los días en que medio país sale de paseo o viaje y, evidentemente, la mayoría lo hace(mos) por tierra. A eso hay que sumarle que la gente suele emborracharse más y manejar con el vaso lleno de whisky de manera irresponsable. ¿Qué acaso no se dan cuenta que así se les puede regar? Qué desperdicio.

El caso es que a raíz de estas costumbres decembrinas los ilustres agentes de tránsito se regodean en sus reflectivos uniformes y se aprovechan de los incautos ciudadanos de bien. Poniéndonos un poco serios, creo que es absolutamente necesario que haya un control sobre el ignorante pueblo que se desenfrena cuando no lo tiene. Se aplica aquello de que cuando el gato no está los ratones hacen fiestas, lamentablemente. Pero ese no es el tema que nos ocupa hoy. Yo me considero buen conductor y procuro no cometer infracciones, uso manos libres para hablar por celular o en su defecto el altavoz, cedo el paso, pongo direccionales para cruzar y cambiar de carril, doy paso cuando alguien enciende las direccionales y, por supuesto, no se lo doy al que se lo quiere "ganar" metiendo el carro. Doy el paso a los peatones en los cruces así me encienda a pito el busetero que viene atrás mío. - Aprovecho para maldecir públicamente a aquellos que piensan que las direccionales son lucecitas de adorno y en lugar de dar paso lo quitan -. Aún procurando no cometer infracciones, en diciembre me pararon en tres oportunidades: Una para revisar papeles y equipo de carretera -y todo estaba en orden-, otra porque íbamos en caravana por una carretera en Quindío y en donde un "yipao" iba entorpeciendo el tráfico ya que iba a 20 km por hora, sin mentirles. Por supuesto, varios carros adelantamos en línea doble continua (la más larga de mi vida, carajo) y más adelante, en el pueblo siguiente, nos detuvieron. En esta ocasión los señores agentes nos hicieron la observación y empezaron con el "tanteo" verbal: "Huy y ese comparendo es costoso! Jum... ¿y ud sí puede pagar todo eso?", "Bájese del carro y conversamos", y otra sarta de insinuaciones. Con el mal genio que cargaba yo por la situación, finalmente un amigo que venía en otro carro "arregló" el problemita por miserables y devaluados 30 mil pesos, LOS TRES CARROS!!. Qué doble moral tan tenaz. Tras de Chupas, líchigos los muy jijuemadres.

En la tercera ocasión estábamos en Bogotá y en una de esas calles sin señalización, seguimos la ruta por una de esas calles que sin previo aviso se vuelven contravía. De nuevo, apareció un policía -no me pregunten de dónde- y muy amablemente me explicó que por ahí no podía cruzar. Le agradecí su amabilidad y la explicación e incluso coincidimos en que falta señalización y me afirmó que "eso pasa a cada rato por aquí". Por supuesto dí reversa para retomar la vía correcta cualquiera que fuese y tan pronto la encontrara -es claro por qué no tenemos un GPS que funcione bien en Bogotá-
Pues el conchudo policía este, no me dejó arrancar y me hizo insinuaciones de nuevo. No se me insinúan las mujeres y viene un chupa bien arrastrado a picarme el ojo!! Para no alargar la historia, también lo arregló un familiar por otros 10 mil pesos. No era mi carro el que yo venía manejando, no era mi culpa, así que el comparendo no lo pagaba yo, por lo que me abstuve de entrar en dicha discusión. Yo, lo juro, soy de los que prefiero decirle líchigo descarado chupa arrastrado y pagar el parte.

Hace unos días hubo conato de paro de taxistas. Los sujetos anunciaron que harían operación tortuga  porque les estaban negando la renovación de licencias a los que tengan comparendos sin pagar, osea todos los taxistas!! Estos señores son tan descarados que cometen todas las infracciones del mundo (porque las cometen) y aparte luego se enroscan porque les exigen que las paguen (??). ¿Podrá ser? Aparte son tan conchudos que amenazan con entrar a paro si no les dan más licencias hasta que paguen. Mis palabras no alcanzan a expresar la indignación que esto me causa. Ellos aducen que al no renovarles las licencias se les está negando la libertad al trabajo. Perdónenme, pero si en mi trabajo yo cometo faltas, me echan. Así de sencillo. O me ponen un memorando, para no ser tan drásticos. Pues es la misma vaina, señores taxistas. No hay derecho a ser tan descarados.

Una última perla: nos hallábamos en un taxi y mi amigo le dice al conductor que se ponga el cinturón de seguridad, no por la seguridad que esto genera en caso de accidente sino porque lo pueden parar por la infracción. El taxista sólo dice: "Eso no les importa a los chupas, ellos no están mirando eso, sólo les importa coger gente por el pico y placa". Lo peor es que nos lo demostró!! Pasó junto a tres representantes de la ley, muuuuy despacio, y ninguno lo detuvo, porque estaban ocupados mirando placas. Qué tristeza que les preocupe una infracción, digamos, administrativa y no las que realmente pueden causar accidentes, como ir hablando por celular.

Los que me han leído desde hace cierto tiempo saben que mi opinión acerca de los taxistas no es de ahora. Así como lo decía en dicha nota, conozco un par de taxistas que son muy amables y siempre que necesito alguno de confianza los llamo directamente. Son de lo mejor. Pero ese mal llamado gremio está echado a perder. Hay quienes valen la pena, pero la gran mayoría deja mucho qué desear. ¡A la hoguera con ellos!

viernes, 15 de enero de 2010

Twitteando ando (segunda parte)


(...)

Unfollow, bloqueo y reportar spam
Algunas veces puedes querer dejar de seguir a alguien. No compartes lo que dice -aunque yo considero que hay que conocer todo tipo de opiniones-, o quizás es monotemático, etc. Si existe alguna razón puedes darle "unfollow" y eso es tan simple como si nunca le hubieses dado follow. No hay consecuencias.

Bloquear a alguien significa, además de dejarlo de seguir, que esta persona tampoco te pueda seguir, enviarte tweets (no tienes que seguir a alguien para enviarle un tweet), o incluírte en alguna lista. Esta persona no te podrá ver en el timeline de sus contactos tampoco. Si tu cuenta no está protegida (el candadito aquel), tu cuenta es pública, así que esta persona y cualquier otra podrá entrar a tu perfil y ver tus tweets, pero no le llegaran actualizaciones a su timeline. Esto es reversible, es decir que puedes desbloquear a cualquier persona en cualquier momento.

Reportar Spam.
Como en todo lado, el spam es aburridorsísimo en twitter. Es muy cansón que te llenen el timeline con información comercial en exceso, o porno. Si Britney te propone sexo y un enlace a una página web, existe una altísima probabilidad de que no sea Britney, al menos no ESA Britney. Así que bájate de esa nube y repórtala como spam -a menos que te interese seguir el link, digo... entre gustos...-
Reportar o bloquear spam implica bloquear y además notificar al staff de twitter que esa cuenta es sospechosa. Hago énfasis en el "sospechoso". La cuenta entra en investigación y si, junto con otros factores, se determina que es spam, se bloquea la cuenta y listo. Adiós BritneyXXX. De hecho, yo confieso que recién entré a twitter publiqué una serie de fotos y como sólo enviaba links, me bloquearon la cuenta pensando que era spam (o quizás alguien me reportó, mugre ese), así que tuve que escribir a twitter pidiendo cacao, o bueno, "asking cacao" porque ellos son gringos #colombianenglish. En tu carota, reporteador de spam anónimo.

Las respuestas y los RT
Como decía en el último apartado de la primera parte, se puede conversar con alguien dirigiendo el tweet a esa persona iniciando el texto con @Pepito y luego el mensaje.
También es posible re transmitir lo que alguien haya escrito. Para eso hay un botoncito que dice RT (re-tweet) y esto copiará dicho texto en el cuadro de texto donde escribes tus tweets. Para qué retransmitir algo? para que todos tus followers lo vean, aunque no sigan al autor original. Yo uso esta funcionalidad algunas veces para responder y así la persona sepa de qué le hablo. Lo que hago es quitar el RT del comienzo y así me aseguro que le llega únicamente al autor -y los que nos siguen a ambos, como decía en "sígueme que yo te sigo" en la primera parte. Puede pasar que escribas algo gracioso y te respondan a las dos horas con "@OmarGamboa jajajajaja" y tú no tienes idea de qué te hablan o por qué se ríen. Creo que es cortesía incluir el texto original o, al menos, hacer alguna referencia al mismo.

Uso de los DM
Los mensajes directos son la manera que usamos para comunicarnos en privado con alguien. Se usa para conversaciones largas entre dos personas (twitter no es un chat). Si quieres hablar con alguien largamente, hombre pues pásale por DM (o por interno, que llaman) tu id de algún messenger y listo, hablen por allá. Nada más aburridor que ver esas conversaciones chatísticas que lo único que producen es ganas de dar #unfollow

Basta con un "@LorenaChaparro cómo te fue en el viaje?" - "@Tuxnet Bien, gracias. Fue largo y cansado, pero ya estoy aquí feliz". Tampoco es que se prohiba hacer preguntas sencillas.
Para enviar un DM basta con escribir la letra D seguida del ID de la persona en cuestión, sin arroba, así: "D NatyMH hola, entonces en qué quedamos? Cuándo nos vemos?"

Los Hashtags
Seguramente has visto por ahí un montón de palabras antecedidas por el símbolo numeral "#". Eso es un hashtag y se usa para crear una especie de identificador para el tweet. Cuando escribes una #palabra esta queda marcada con un link. Si haces click en este link se crea una búsqueda de todos los tweets que tengan incluído dicho hashtag. Es así como se puede ver todo lo que hayan escrito sobre #Haiti, sobre #Facebook y así.
Cualquier palabra con # al comienzo se vuelve un hashtag, pero hay unos más comunes que otros. Por ejemplo #FollowFriday, #NowPlaying, #ColombianEnglish, #yoconfieso y #3WordsAfterSex. El primero también se conoce como #FF para abreviar, dado el poco espacio, los 140 caracteres, la vaina.

Los #FollowFriday
Este hashtag es más común los viernes (daaaaa?) y se usa para recomendar a aquellos twitteros que recomiendas para seguir, porque es interesante, porque sus tweets valen la pena. Últimamente se ha caído mucho en las recomendaciones por amistad. No lo comparto, toda vez que mis amigos no necesariamente son interesantes. Yo mismo soy un tipo jartísimo. Tengo amigos de la vida que tienen cuenta en twitter pero nunca lo usan, entonces para qué los recomiendo?
Para hacer un Follow Friday se escribe algo como "#FollowFriday (o #FF) @caesmemi @mundoluque @ximenota17". Simple. No repartas #FF a diestra y siniestra, porque se pierde el sentido. Haz unos bien escogiditos. Eso opino yo.
Ahora, siguiendo el principio de las conversaciones en twitter, no tiene sentido hacer un #FF así: "@Juanita te hago #FF porque eres mi amiguisss". Lo digo porque si inicias con el @Juanita pues sólo lo va a ver ella y quienes sigan a ambos. Ya la siguen!! No sirve un #FF en ese caso.

Las listas
Yo personalmente no uso mucho las listas, ni las he creado. Muchas personas las usan para catalogar o clasificar a sus followed, sus seguidos. Y así tienen la lista para los amigos cercanos, los que le caen bien, los que habla de comida... no hay límites. Cada quien decide. Hace poco alguien, creo que @JuanDBarrantes, me dio una idea del uso de las listas, aunque no lo he puesto en práctica y tampoco sé si lo haga: Cuando sigues una lista estás siguiendo la gente que pertenece a la misma, de manera que si ingresas al "home" de dicha lista, vas a ver lo que escriben esas personas, únicamente. Esto es particularmente útil para aquellos momentos en que quieres leer a algunas personas en particular. Hay quienes lo usan cuando tienen demasiados seguidos y ya se complica seguirles la pista a todos. Aunque no lo practique, me pareció una buena idea. No lo hago porque se pierde el sentido de universalidad que me gusta de esto.

Bueno, estos son los temas que se me ocurrieron por lo pronto. No sé si me falte algo, para eso les recibo sugerencias. También recibo donaciones y colaboraciones -los blogueros también comemos-.

Como ven Twitter es un mar de posibilidades. Se puede conocer gente muy interesante. Yo he conocido muchas personas y puedo decir que son de lo mejor. Tengo amigos, con todo el sentido de la palabra. Sin ir muy lejos, es gracias a twitter que decidí abrir este blog. Por supuesto, twitter también se puede usar con fines comerciales, pero esos tips si no se los digo porque para eso si cobro. Para todo lo demás... no es sino que me pregunten, por aquí, por twitter, por la calle (si ven una marmota por la 15, puede que sea yo)

Espero que les sirva, sobretodo a los dummies. Y si les gustó, no olviden darle RT. Graaaaacias.

Twitteando ando (primera parte)

Aunque ya había pensado escribir esto, fue a raíz de un viernes en que los #FollowFriday dejaron de cumplir su objetivo (desde mi punto de vista) que me decidí. Si no sabes qué es un #FollowFriday este post es para ti !!

Vamos por partes:

¿Qué en-el-nombre-del-Señor es twitter?
Hay muchas definiciones de twitter. Para mí, muchas son válidas (todas, menos que twitter es un chat):

Unos dicen que es un microblog. -si no sabes qué es un blog estás [email protected], pero aquí está el link: http://es.wikipedia.org/wiki/Blog - La idea es que allí, en twitter, escribes lo que piensas, tal como haces en un blog, sólo que se limita a 140 caracteres por vez. Si tienes que decir algo más largo, pues debes escribirlo por tandas. Haz de cuenta que estás enviando un SMS muy largo y debes enviar dos por eso.

Otros dicen que es una red social. Esto es lo que lo hace interesante porque se puede interactuar con lo que alguien más dice. Se puede comentar, responder, opinar, reproducir, etc. Es por eso que se vuelve una comunidad, hay comunicación real entre todos. Enriquece completamente la experiencia.

Puedes irte acostumbrando a que muchos términos se den en inglés. Finalmente fue en Estados Unidos donde se empezó con esto, por lo que muchos términos acuñados son en inglés. Lo que no quiere decir que no se puedan usar términos castizos.

Para mí twitter es y debe ser -ojalá por siempre- simple. Por eso no vas a ver emoticones, colorcitos, tipos de letra, etc. (Se nos llenaría esto de comic-sans. Y yo no podría con eso de tener que descifrar cada vez que alguien dice "vacaciones" y salga una vaca pintada)

Un término importante es Timeline, que no es más que tu página de inicio en twitter. Es donde aparecen tus tweets y los de los que sigues.

Bueno y ¿de qué carajos hablo?
Básicamente, de cualquier cosa. De eso se trata. Hay personas que escriben sólo cosas profundas y los hay que hacen todo lo contrario. Hay quienes cuentan tooooda su vida en twitter, hasta las idas al baño. Cada quien se hace su propio twitter. Si escribes sólo sobre un tema -tecnología, perros, clima, política- te seguirán y recomendarán las personas interesadas en dicho tema.
Para mí hay algo clave: Escribe bien. Usa las normas ortográficas, usa puntuación. Me parece genial que, al contrario de lo que pensaba, no se ven casi tweets del estilo K: "Ola kmo estan. Hoy kiero comer elado de bainilla". Por supuesto, el idioma español tiene palabras muy largas y eso complica todo, pero hay que ser creativos. De hecho, el español es un idioma muy rico en sinónimos. Deja la pereza y aprende a expresarte. Personalmente, al principio me sentía sólo como un hongo y pensando "qué bobada es esto de twitter" hasta que me sentí realizado la primera vez que alguien respondió a algo que yo dije. Haz el intento. Algún día pasará.

Sígueme que yo te sigo
El principio de twitter es que tú lees lo que escriben las personas que sigues, y "de la misma manera pero en sentido contrario" te leen quienes te siguen. Es por eso que a tantas personas les interesa la cantidad de followers (seguidores) que tienen. Se dice que el éxito en twitter se mide por la cantidad de followers que tengas, pero esto no es del todo cierto. Es sólo uno de los factores y el más notorio, pero no el único. Este tema no lo vamos a profundizar mucho porque puede ser complejo.

Usualmente te siguen a quienes sigues. Es una norma de cortesía y como tal, no todos la cumplen. Si eres un usuario nuevo, para empezar a integrarte con la comunidad recomiendo empezar a seguir a quienes vayas viendo, a quienes mencionan los que sigues, o los que siguen los que sigues. Luego esto se va volviendo más natural. Sigue a las personas que te parezcan interesantes por alguna razón, de manera que tu timeline se enriquezca y se vuelva entretenido. Yo disfruto mucho mi tiempo en twitter precisamente por eso, porque se puede leer cosas muy interesantes.

Como decía, no es regla que te sigue a quien sigas -esto es una gran diferencia con Facebook, por ejemplo, donde deben "aceptarse" las amistades, si?-

Muchas personas se deciden a seguir a otro ojeando lo último que hayan escrito, y viendo sus estadísticas, es decir cuántas personas sigue, cuántos lo siguen, y cuánto habla. Si sigues 2 mil personas y tienes 50 followers... por algo será. Si ves que alguien entró a twitter hace seis meses y ha "trinado" ocho cosas, pues no es alguien que no aporta mucho así que no vale la pena seguirlo (a menos que sea tu amigo personal, donde la relación es diferente).

Para más información sobre esto, sigue este enlace

Las conversaciones.
Primero recuerda: Twitter no es un chat.

Si quieres hablarle a alguien en particular debes empezar el tweet con el nombre de esa persona iniciado con el símbolo arroba. Por ejemplo, si le voy a preguntar a Pepito por su perrito, puedo escribir algo como @Pepito ¿qué pasó con tu perrito? ¿siguió malito?, o @Pablito que si clavó un clavito, etc.

Estos tweets personalizados o dirigidos no lo van a ver todos tus seguidores (puede que no les interese lo que hablas con @Pepito), pero SÍ lo van a ver aquellos que también sigan a Pepe, basándose en el principio de que si alguien los sigue a los dos es porque los conoce a ambos, así que puede interesarle esa conversación. Es común decirle algo a Pepe y que Juan se meta y la conversación se enriquece (no es que @JuanDBarrantes sea sapo, es que es muy participativo).
Si quieres decirle algo a varias personas, incluye a ambos en el tweet: "@JuanDBarrantes por ahí @JorgitoMacumba dice que ud es un sapo", y de repente aparece otro diciendo "@JorgitoMacumba no le crea a @OmarGamboa que el sapo es @MKorsario según me dijo @LePoie".

Para evitar lo anterior existen los mensajes directos o DM (por sus siglas en inglés)

Continúa... Aquí

  • Unfollow, bloqueos y reportar spam
  • Respuestas y conversaciones
  • Uso de los DM
  • Los hashtags
  • Las listas


martes, 12 de enero de 2010

Seamos claros


No sé si lo que voy a decir a continuación vaya en contra de mí mismo, de mi manera de pensar habitual -o almenos la manera en que pensé la mayoría de mi vida- pero de un tiempo para acá, a punta de ensayo y error, he cambiado de perspectiva. Me explico: siempre he sido un romántico empedernido y soy de los que creen y disfrutan conquistar. Que el detalle, que la canción... en pocas palabras soy un tipo cursi. Y qué?! Pero de hace un tiempo pienso que, so pena de matar el romance, prefiero decir las cosas de frente. Algunos pensarán que me equivoco, que está mal, entonces acoto: equilibrado. Prosigamos.


En temas del amor siempre estará presente el temor. Cuando se ama se abre el corazón de par en par, es por eso que hay vulnerabilidad y ese es precisamente el temor. Se teme que la persona con quien estás te haga daño porque no tienes aquellas barreras que suelen protegerte. Por ahí dicen que el que se enamora es el que pierde. Eso no es cierto cuando son ambos los enamorados y eso es claro. Pero para mí la cosa no va de la mano del enamoramiento, sino de la incertidumbre:

Hace un tiempo sufrí una decepción amorosa, una tusa jartísima. Con la niña salimos durante un buen tiempo pero ella nunca quiso formalizar. Siempre he pensado que soy un tipo de relaciones serias y aquella vez no era la excepción. Yo vivía pensando en ella y ahora creo que lo que me hacía pensarla tanto era no saber ella qué quería conmigo. Una cosa es pensar en alguien de la manera bonita y otra es pensarla sufriendo. "¿Será que sí, o será que no?". Eso es lo que traga, que es diferente de enamorarse. La traga maluca, que llaman.

Desde ese tiempo, mientras me saqué la tusa a punta de rumba -y ya me quedé así-, decidí que no iba a vivir más con incertidumbres. A mí no me vengan con maricaditas de "es que no sé". Y yo tampoco ando en ese plan. Si quiero algo serio lo digo, si no pues también. Desde un principio soy claro con quien esté saliendo y le digo "mira, yo no estoy buscando algo serio contigo" y espero la misma sinceridad de parte de la otra persona. Claro, si veo la posibilidad de algo serio, de alguna manera se lo insinúo. Tal vez alguien esté pensando que eso mata el romanticismo, pero no lo creo así. Yo me considero romántico y quien me conozca puede afirmarlo. Lo que sucede es que llega un momento en que no aguanta andarse con pendejadas. Las cosas son como son. Si vas a encuentarte, dale, si te quieres enseriar, dale. Pero seamos claros.

Con la niña que les mencionaba, llegó un momento en que estaba taaan llevado, que decidí un día decirle "bueno, ¿aquí qué o qué? ¿somos o no somos? ¿qué somos?". Tan pronto ella me dijo que no sabía, que no estaba segura... Baaaah, insegura mis polainas. Salimos hace 6 meses y ¿no estás segura? ¿así de rápida eres para todo? ¿Cómo será la mamá?. Ese mismo día "terminamos". Luego me confesó que le dolió y, aceptémoslo, se siente un fresquito...

Desde ese entonces, ya con las cosas claras, empecé a despejarme, ya sabía a qué atenerme y empecé a gastarle energías a algo más importante: yo. Cuando uno está tragado de alguien se desgasta porque sólo piensa en esa persona. Eso es botar energías tontamente. No lo hagan. Seamos claros. Seamos honestos, con nosotros y con la otra persona. Si el caso es el contrario y tú eres el o la hp que tienes al otro muriendo por ti pero tú no quieres nada, pues dile, para que no seas un catre hp.
 
Uno tiene que ser muy sensato en la vida. No estamos para malgastar el tiempo propio ni ajeno. Respetemos. Yo lo practico desde hace un tiempo y me ha dado excelentes resultados, sobretodo sicológicos. Ya vendí el rifle y la 9mm y vivo más tranquilo.

lunes, 4 de enero de 2010

Lo siento, pero seré un mal amigo!

Hace unos meses estuve en Panamá, en plan vacaciones para alejarme del caos de Bogotá (ya era caótica antes de Samuel Moreno... imagínense ahora) y disfrutar de la playa, la brisa y el mar. No a muchas personas les comenté que iba y no es porque no quería que mis amigos supieran, sino porque... no quería que mis amigos supieran. Resulta que los colombianos tenemos una costumbre muuuuy aburridora: No podemos resistir que alguien viaje al exterior y no hacerle algún pequeño (o muy grande) encargo.

Cuando viajé a Argentina tomé la decisión tres días antes. TRES DIAS! No tuve tiempo de contarle a casi nadie; en mi familia sabía mi mamá y aquellos a quienes ella les contó. Nada más. Y algunos amigos, entre ellos el que me ayudó a conseguir los tiquetes y la que iba a visitar a Buenos Aires. Creo que conté con suerte porque no sabía que si más amigos se hubiesen enterado, habría sido peor. Para ese viaje, de ida tuve que llevar: varias mudas de ropa de invierno (aquí en Colombia no tenemos estaciones así que la ropa nos sirve para todo el año), un par de libras de café, harina para hacer arepas (http://es.wikipedia.org/wiki/Arepa), un par de cajas de aguardiente antioqueño y un Nintendo (O era playstation??). Sí señores, cómo no. Un nintendo. Ni siquiera conocía al dueño de dicho aparato pero allá fui a dar con el "encarguito". De vuelta? De vuelta vine con varias botellas de vino y pisco chilenos y fernet. Varios dvds y cds (en Argentina la música es mucho más barata que acá) y un montón impresionante de alfajores "comprados por Corrientes, en Havanna que son los más ricos, mijo".

Para el viaje a Panamá cometí el error de decirle a varias personas aunque recordando la pasada experiencia, tampoco fueron muchos; incluso creo que les dije más a los que no les tengo confianza que a los otros. Bueno, esta vez no viajé sólo sino que fui con una amiga, y entre los encargos que nos hicieron a ambos están:

- Un computador portátil o laptop.
- Un reloj.
- Tres perfumes.
- 4 Camisas. "Allá te encuentras tiendas Lacoste por toooodo lado, comprame unas camisitas, por favor"
- Una sudadera
- Unas camisetas
- Tenis (3 pares)

A la lista anterior súmenle todo lo que, bendito sea mi Dios, no cayeron en cuenta y no nos encargaron. Llevo un día aquí y ya un par de personas me dijo "ay, no aproveché para encargarte...". En mi oficina tienen la costumbre de traer algún detalle cada vez que alguno viaja, entonces súmenle los kilos de dulce que nos empacamos. Lo más... "curioso" de todo es que para la mayoría de cosas ni siquiera tuvieron la delicadeza de darnos la plata. "Cómpralo que yo aquí te pago, ¿Cuándo es que vuelves?", "tranquilo, eso no cuesta más de doscientos mil pesos, no es problema". Será que tengo cara de millonario? Será que creen que me pagan en Euros y que no pago impuestos? Pues muy bueno sería y todo pero... pues tampooooco.

Dejemos algo claro: Cuando viajas de vacaciones es de vacaciones. No a hacerle compras a todos tus conocidos y no tan conocidos. La verdad llegué más cansado de lo que salí porque el último día se lo dedicamos a comprar los "encarguitos". La última noche me acoste tarde, disfrutando del hotel al que acababa de llegar (muy buen hotel, a propósito), y madrugamos para salir a Colón que es donde se suele ir de compras porque es zona libre. No se imaginan la manera en que corrimos todo el día comprando todo y que no se nos fuera a quedar nada. "¡¡Ay carajo, la sudadera de Pepito!! ¿Dónde la compro?", "¿Cuál fue el perfume que me encargó Susanita?", "nooo, no me puedo ir sin comprarle los tenis a Camilito". Qué estrés. Me sentí en The Amazing Race - Panamá.

Aparte, no hay nada más aburridor que comprar algo a ciegas y no saber si le va a gustar al interesado. Que la camisa le quedó grande, que esa no era la talla del pantalón, que ese color no me convenció, que ese perfume no me gusta tanto, que por qué tan caro si me dijeron que costaba 3 dólares menos. AAAAAAAAAY NOOOOOOOOOO!!!! A ver: eso costaba, eso me cobraron. No me iba a recorrer todo Colón para ahorrarme 2 dólares en una camiseta. Si alguien encarga algo que aquí vale 500 mil pesos y lo conseguimos en 300 y no en 280, pues ya es ganancia, no molesten tanto. Ese día no almorzamos porque no quedó tiempo. Compramos una hamburguesa en Mc Donalds y nos la comimos en el camino de regreso. Y yo odio Mc Donalds. Créanme que no hay nada más frustrante que llegar con la ilusión de entregar los regalos y que los miren con cara de "y eso no más?". "No lo tenían en rojo?". "Oye pero esto no es original porque el logo no es plateado". CARAJO!

Por estos días vino mi primo a Colombia y no le contó a nadie (yo incluido). Cuando le pregunté me dijo "uy no, es que si me pongo a contar, me ponen a traer encargos". Me sentí avergonzado porque, aunque yo ya sabía que venía y no le habría encargado nada, sí le he encargado algunas cosas anteriormente. Pero nada, se a-ca-bó. Cuando viaje, no traigo encargos. Prefiero que me digan "mala clase", "mal amigo", "mala sangre", "poco amigo que no trae encargos". Y cuando alguien viaje no haré encargos tampoco. A menos que sea algo demasiado concreto y fácil de conseguir, que no tenga que ir a recorrer cuanto centro comercial exista y que no sea complicado. Los autorizo a mirarme rayado cuando les pida algo. He dicho.

viernes, 1 de enero de 2010

Por qué no creo en agüeros

Aprovecho la ocasión para agradecerles mucho a todos, los que me leen, los que dejan comentarios, los que motivan. Nunca pensé hacer un blog que leyeran más de cinco personas, yo incluido. Mil gracias por este año que pasó. Ustedes son de lo mejor. Que este 2010 les traiga todo lo bueno, que sean muy felices y que se les quiere mucho! Un abrazo de marmota.

OmarD


* * *


Cuando finalmente llegué de darle la vuelta a la manzana, mamado, ya algunos se habían olvidado -o no se habían percatado- de que yo me fui a correr maletas en mano. Es que uno ya no está para esos trotes, literalmente. Hace unos años les habría hecho la San Silvestre con una mano amarrada a la espalda. 

Agüeros hay montones, cada año me entero de uno nuevo, nuevo para mí, quiero decir. Yo personalmente no suelo ser de los que los "practican" porque no creo en eso. No estoy convencido de que el hecho de hacer "algo" el último día del año me defina el siguiente, o de que el primer minuto del año vaya a marcar lo que serán los 525599 restantes. Para mí la cosa es más de proponerse objetivos, propósitos o metas y procurar cumplirlas. Cosa que tampoco hago. Creo que mi propósito de cada año, al ver la emoción con que cada uno hace su lista es "carajo, este año sí hago lista de propósitos!!". Parafraseando a mi amigo Sebastián (@sebasjuantian): "Este año sí. ¿sí qué? No me pregunten, pero este año sí, juepuerca!!"

Es verdad, este año sí. Este año haré el ejercicio de hacer propósitos, que no tienen que ser antes del minuto 1 del día 1. Pueden ser el primero, o el dos, o cualquier día. Lo importante es hacerlos. Al menos funciona para los no tan entusiastas como yo. Tengo pensados algunos pero no los he escrito así que me daré a la tarea más tarde, luego de que juegue un rato xbox, vea televisión y tienda la cama -entre los propósitos están jugar menos xbox y ver menos televisión, cambiarlo por libros-.

Por supuesto no puedo dejar de mencionar las cabañuelas (http://es.wikipedia.org/wiki/Caba%C3%B1uelas) que, bajito bajito, son de 1840. Si hacemos la matemática, son 170 años de tradición. Y aún hay gente que lo cree. Si es por eso, basándome en lo que he visto hasta ahora -son las 2 de la tarde-, Enero va a ser berracamente soleado en su primera mitad. Ahora, si eso es cierto, de aquí al 15 va a hacer sol. Yo me pregunto: si hace sol hasta el 15, quiere decir que del 1 al 12 hará clima seco, por tanto todo el año hará sol. Lógica ilógica. O es que las cabañuelas no aplican para Enero? O sólo desde el 13? Es una "ciencia" inexacta? O como toda regla tiene sus excepciones? En fin, no creo que haya muchas vueltas qué darle. No creo en eso. Aunque les confieso que todos los años le presto especial atención al día 3 de enero, hacia las 4 de la tarde que es cuando coincidiría el 21 de marzo, día de mi cumpleaños. Digo, uno nunca sabe. "No creo en brujas pero de que las hay, las hay".

El 31 de diciembre está lleno de creencias y supersticiones, y uno no puede apuntarle a todas. Lo digo por experiencia propia. Aunque no creo en eso decidí incluírme en la fiesta, el jolgorio y el güepajé y me le medí al agüerismo decembrino. Desde el 29 de diciembre compré las 7 yerbas para el baño que me daría el 31. Madrugado me levanté para poner a hervir semejante mezcla digna de cualquier bruja de marras y me di el baño cantando "me dejóoo una chiva una burra negraaa" -la parte de la suegra sólo la tarareé porque de pronto se me cumple. Digo, uno nunca sabe-. Tras quitarme la última hoja yerbabuena que tenía pegada a la espalda y salir oliendo a cilantro mentolado, me arreglé para la tradicional reunión familiar.

En la mesa dispuse mi paquetico personal de espiga, debidamente enlazado con cinta roja. Si vamos a hacer algo, pues lo hacemos bien hecho, ¿no?. Al dar las 12 agarré mis 12 uvas y empecé a engullir con cada campanada -no intenten esto en casa, es para profesionales. Como yo no lo soy, por poco muero a la cuarta uva que estaba más grande de lo esperado-. Entre uva y uva repartí besos a mis tías, primas, mamá y abuelita. Incluso creo que alcancé a rumbiarme a mi tío Miguel, pero todo queda en familia. Aún con dos uvas entre la boca agarré par maletas y me di a la carrera. En el barrio de mi abuelita las cuadras son un poco más grandes de lo normal, porque el barrio es una serie de "conjunticos" residenciales, pero como ahí viví toda mi infancia no sería la primera vez que lo hacía. Salí cual raponero de la 13 con sendas maletas y empecé mi recorrido a lo que me daban las piernas. Ahí fue cuando recordé que ya no tengo veinte años y a la media cuadra ya estaba sacando la lengua. Pero el problema fue cuando al llegar a la cuadra siguiente para darle la vuelta a la manzana noté que el conjunto estaba enrejado -y no como en mi infancia- y tenía las puertas cerradas. Mi vuelta a la manzana se convirtió en dos manzanas del tamaño de una papaya bien formada, pero me dije a mí mismo: "bueno, con esto mínimo me voy a Europa, lo vale, lo vale". Ok, no me lo dije, jadeé lo primero y lo segundo me limité a pensarlo, pero también cuenta.

En el sentido de vuelta me vine por la paralela de la autopista así que varios carros me pitaron emocionados y celebrando -eso pensé- aunque para mí fue como las cornetas del apocalipsis. Aturdido como estaba decidí parar faltando media cuadra a tomarme el pulso. ¿Recuerdan que en la media maratón murieron dos personas? Bueno, yo sí y no me iba a arriesgar. Además muchos vuelos tienen escalas, la corrida con maletas bien pueden tenerlas también. Llegué caminando a la casa no sé cuánto tiempo después. Nadie lo habría notado porque nadie me extrañaba. Tras varias preguntas de familiares entendí un par de cosas.

Les aconsejo, antes de meterse en estos cuentos, que se documenten bien. Sépanlo: no hay necesidad de llenar las maletas para dar la vuelta a la manzana y, sobre todo, los cucos amarillos van por dentro.

Ellos ya siguen a la marmota

Marmotazos populares