lunes, 27 de octubre de 2014

¿Cuál buen vividero?

La semana pasada vi cómo varios de mis amigos compartieron en Facebook un estado en el que una amiga de ellos relataba cómo la atracaron. El relato venía acompañado de unas fotos de ella golpeada y llena de moretones, incluso en una foto se ve un mordisco que le propinaron en un seno. A ese nivel llegó el afán de los ladrones por quitarle la bicicleta a esta mujer. El tema me asustó mucho porque mi novia solía irse en bicicleta al trabajo y, además, solía pasar por el mismo puente en el que atracaron a la persona que les conté inicialmente. Lo primero que hice fue compartirle la nota a mi novia y pedirle que tenga mucho cuidado.
Mi novia es una de tantos habitantes de Bogotá que decidió bajarse del bus para irse en bicicleta, no por gusto sino porque se aburrió del trancón, se aburrió de esperar media hora a que pase un bus, o de pagar 3 veces más para irse en el taxi que buenamente le haga el favor de llevarla (porque los taxistas no prestan un servicio, nos hacen un favor llevándonos a donde a ellos les sirve). Prefirió arriesgarse a caerse por el mal estado de las vías o a mojarse cuando llueve. Así son las cosas en Bogotá.
"Here's lleno". Tomado de Facebook.
“Here’s lleno”. Tomado de Facebook.
Y sí, digo que mi novia solía irse en bicicleta porque, oh coincidencia, esa misma tarde que le compartí el estado en Facebook, le robaron la bicicleta frente al edificio donde trabaja. Afortunadamente no fue un atraco ni la bajaron de la bicicleta, sino que rompieron el candado con que ella la aseguraba frente al edificio y se la llevaron. No hubo violencia directa y por eso fue un caso afortunado, porque en este “gran vividero” que es Bogotá uno debe sentirse dichoso porque lo roben pero no lo maten. Aplica mucho la frase de tía: lo importante es que hay salud, al menos no le hicieron nada, mijito.
Coincidencialmente, de nuevo, al otro día el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro,anunció los resultados de la encuesta de felicidad y satisfacción de los ciudadanos, con resultados muy llamativos. Hablando de inseguridad, solo el 22% de los bogotanos se sienten seguros en la ciudad. En cuanto a transporte, el 80% está insatisfecho con el transporte público y el 88% asegura estar insatisfecho con el estado de las vías. La encuesta también dice que el 68% de las personas se siente satisfecha viviendo en Bogotá. Por lo que Petro asegura que “Bogotá es un buen vividero” y que la mala imagen es un tema mediático. Juan Carlos Garzón expone bien los temas en su escrito del 19 de octubre en La Silla Vacía.
El tema es que en este buen vividero a todos nos roban, o conocemos a alguien a quien robaron. A mí ya me pasó hace unas semanas.


Para mí, el hecho de que las personas se sientan satisfechas viviendo en Bogotá se debe a que acá se encuentran muchísimas oportunidades laborales y eso suma mucho. También suma que se encuentren tantas opciones de esparcimiento: hay cines, teatros, parques, y mil cosas más (aunque que haya cines, bolos, museos, ciclovías  y parques no es obra de la alcaldía de Petro, precisamente). Mejor dichoBogotá es muy buena para trabajar, el problema es llegar al trabajo. Bogotá es genial para encontrar plan y salir con los amigos, el problema es que a la salida te atraquen, que consigas taxi y que te quiera llevar, que llegues tarde por el trancón, o que pase un bendito bus del SITP en menos de 20 minutos.
Con todo esto se confirma que Petro es un mago de la demagogia, pero pocón de administración. El señor alcalde es el mejor para voltear las cosas. El mayor logro de su administración es haberla terminado y no haberse dejado tumbar “por las mafias capitalistas y sus oscuros intereses”.
Este es un buen vividero mientras no salga a la calle. Es el paraíso mientras no saque el celular para que no me lo roben (como Petro mismo nos aconsejó hace unos años). Bogotá es espectacular mientras no esté metido en el trancón en mi carro, o rogándole al taxista que mi ruta le sirva, que el bus pase rápido, o que ese día los atracadores no estén en el puente peatonal que uso. Todos hemos sido víctimas de la inseguridad en Bogotá o conocemos a alguien que lo haya sido.
A la persona que dije inicialmente le pedí autorización para compartir su caso y me envió un correo con la historia de como la atracaron, que también fue compartido por El Tiempo la semana pasada. Es indignante. En resumen, la bajaron de la bicicleta, ella desde el piso se defendía por lo que la agarraron a golpes y mordiscos. Los atracadores salieron corriendo, al parecer el que iba con la bicicleta perdió el equilibrio y se cayó del puente, fracturándose el cráneo. Ella pudo recuperar su bicicleta, pero por el accidente del atracador tuvo que ir a una estación de policía a declarar así, golpeada y lastimada, a las 9am. Finalmente a las 2 am salió y descubrió que ahí, frente a un montón de policías, le desvalijaron la bicicleta. Ante su reclamo estos policías se burlaron de ella diciéndole “pues presente la denuncia”. ¿Ah? ¿Es ese el actuar de un policía? ¿En serio nos roban frente a una estación de policía y nadie responde? Ojalá ese caso trascienda y alguien le responda.

Caricatura de Matador publicada en El Tiempo.
Caricatura de Matador publicada en El Tiempo.
Fue el Sábado 18 de Octubre, yo salía de nadar del compensar de la Calle 94 con autopista, eran aprox las 7:30 pm, como siempre mi medio de transporte es la bicicleta, entonces tome el puente que atraviesa la autopista Norte y en esas salieron dos hombres morenos y entre gritos y groserías me decían que les entregara la bicicleta me empujaron y tiraron al piso, pero yo quede enredada con la bici en las piernas y empecé a forcejear con ellos. Los dos me pegaban fuertemente y me amenazaban con matarme, pero yo absurdamente seguía haciendo resistencia hasta que uno de ellos logro llevarse la bici, mientras el otro seguía pegándome para quitarme el celular pero en un momento ese segundo atracador me empezó a morder los senos, increíblemente creyó que al hacer eso yo me iba a rendir mas fácil pero al contrario me ataque en cólera, empecé a gritar desesperada, de repente apareció mucha gente, eran soldados y policías corriendo detrás de los atracadores, al rato un soldado regreso y me dijo que había encontrado la bicicleta tirada al final del puente, por que le parecía que atracador se había caído del puente en el carril vehicular de la Crr 30, en sentido Sur – Norte. Así que recogí mi bici, el celular la maleta., los audífonos y me pidieron que bajara del puente a reconocer el atracador, efectivamente era el, tenia unos tenis rojos por eso lo reconocí. Estaba tirado en un charco de sangre inmóvil aparentemente con heridas graves, los médicos dijeron que tenia un trauma craneoencefálico y fractura en la cadera, lo subieron a una ambulancia muy grave y lo llevaron al hospital Simón Bolívar, donde espero siga custodiado como me dijo la policía. El otro atracador despareció.
Cuando se va la ambulancia, asumo que eran las 9.00 pm para ese momento, me dicen los 2 policías (que estaban en moto) , que debían llevarse la bici como cadena de custodia para judicializar al atracador, en ese momento de nuevo entre en shock no entendía nada y llame a una amiga Abogada por que ya me estaba asustando del procedimiento, ella llego y los policías llaman una Panel para subir la bici, y yo me fui en el carro con ella y el policía en moto, este nos escoltaba, mientras el otro policía de la moto se iba para el hospital Simón Bolívar con el atracador.
Foto: Imagen particular.
Foto: Imagen particular.
Llegamos a la URI de Engativá y allí empezó el proceso de llenar varios papeles, volver a recordar todo, … etc. Asumo que para ese momento debían ser las 9.30 pm, no estoy segura, pero de lo que si estoy segura es que a la 1.30 aun no pasaba nada así que me acerque nuevamente a preguntar que pasaba con mi denuncia y al poco tiempo me entraron a hablar con una Fiscal ( creo que ese era su cargo) la que me dice que mi denuncia no la reciben allí, por que no correspondía a la Zona, y debía irme a la Estación de Puente Aranda, yo dije entonces que ya no quería denunciar, ni hacer nada estaba mojada, cansada, mordida, revolcada, adolorida y así tenia que ir hasta el otro extremo de la ciudad para denunciar, entonces mi amiga Abogada dijo que eso no era justo que si no me recibían la denuncia, poníamos una tutela algo así como por el libre derecho de la denuncia, en ese momento pregunte por mi Bici y nadie daba razón, otra perla mas para la gran noche… atracada, agotada, no me recibían denuncia y ahora no aparecía la Bici… caminamos un poco frente al parque ya desperados, y de repente aparece la bici tirada en el parque allí habían varios policías en carros les pregunte que si estaban a cargo de esa bici y me responden no eso esta ahí tirado hace como 3 horas, ese día llovía mucho y el famoso elemento de custodia estaba a merced de cualquier cristiano.
Inmediatamente recurrí a los policías y a decirles que eso ya era el colmo que los atracadores no se robaron la bici pero ahora allí en este lugar lleno de policías, si la habían dejado botada y le faltaban cosas, me dijeron entonces que pusiera la denuncia, jajajajajajajjaaj como??? Llevaba 4 horas y no me recibían la primera del atraco y me mandaban para otro lado, ahora cuanto me iba a demorar poniendo otra denuncia, finalmente “ agilizaron” el proceso y entre con unos funcionarios de la Sijin que tomaron mi declaratoria a las 2.30 AM, no mencione nada de la desvalijada de la Bici en ese lugar para no meterme en problemas y demorarme mas en ese lugar tan tosco.
Tampoco fui a Medicina Legal por que no tenia heridas considerables, solo golpes que esa noche no eran evidentes y una mordida.
- E. 

¿Han sido víctimas de la inseguridad en Bogotá? ¿Conocen a alguien a quien hayan atracado últimamente? ¿Han sentido que la policía no les ayudó? Compartan acá sus casos, de algo puede servir.

Demagogia (del griego δῆμος -dēmos, seguir el poder político): Consiste en apelar aprejuiciosemocionesmiedos y esperanzas del público para ganar apoyo popular, frecuentemente mediante el uso de la retórica y la propaganda.

Estoy en TwitterFacebookLinkedin e Instagram.

Ellos ya siguen a la marmota

Marmotazos populares