lunes, 7 de febrero de 2011

En la balanza

Como algunos de ustedes saben, el año pasado me metí de cabeza en el proyecto Premios TWT 2010, que hicimos el 16 de Diciembre. Desde que hicimos los del 2009 sabía que quería hacerlo otra vez, mejorar muchas cosas, cambiar otras, etc. Fue muy emocionante poder vivir esa adrenalina de ir avanzando, aunque fue muy (muy) desgastante.

De hecho, lo más desgastante de todo fue posterior a los Premios porque, lamentablemente, quedaron muchos problemas. Durante un tiempo me alejé de twitter precisamente por tratar de solucionarlos. Hoy, cuando creo que ya la mayoría se superaron, puedo ver hacia atrás, tratar de verlo objetivamente y evaluar, poner en la balanza. Personalmente siento satisfacción porque el esfuerzo que se hizo demostró que sí se pueden hacer grandes cosas con pocos recursos. Que con ganas y con esfuerzo sí se puede.

Naturalmente detractores siempre habrá (algunos malintencionados incluso fueron colaboradores cercanos) y no se podrá tener a todo el mundo contento, pero yo me quedo con lo positivo, lo aprendido y, sobre todo, lo logrado. Sin duda Premios TWT fue uno de los eventos más grandes en la comunidad twittera de Colombia. Honestamente desconozco la experiencia de otros países donde también se han hecho premios a lo mejor de twitter, pero me atrevo a decir que fue uno de los más grandes en la región. Punto para Colombia. Logramos reunir una cantidad importante de twitteros, logramos darles un espacio para que fueran, una excusa para compartir con sus amigos. Sé de muchos que aprovecharon los premios para mostrarle a sus amigos 1.0 que twitter no significa ser autista.

Hicimos un evento en el que gracias a la comunidad pudimos entregar donaciones a personas que lo necesitan, a través de fundaciones como Mano Latente, Corporación Prohijar y Una sonrisa para el niño rural. Hicimos un evento para que la gente fuera sin exigirle un costo en la entrada (excepto por la donación que era voluntaria, además). Hicimos un evento en el que premiamos a los twitteros más reconocidos del país, todo esto con votaciones de la comunidad. Y gracias al apoyo de varias empresas, pudimos entregarle no sólo el reconocimiento sino también un obsequio a cada uno. Me enorgullece pensar que tantas personas nos apoyaron, tantas personas y empresas creyeron en nosotros y quisieron aportar. Entregarle a un ganador un celular, un televisor o una consola de video juegos es algo que me satisface y que, honestamente, no pensé que pudiéramos lograr. Pero esa es la naturaleza de este evento. Siempre hemos crecido. Este año pensábamos hacer algo supremamente sencillo, en la medida de nuestras posibilidades, pero con el pasar del tiempo, con el apoyo de cada vez más personas, nos dimos la libertad de empezar a soñar más en grande. Pudimos haber hecho un evento más grande, en un lugar más espacioso, pero preferimos ser prudentes e ir despacio.


Hicimos un evento en el que contamos con presentaciones de cuatro bandas/artistas de diferentes géneros, procurando darle gusto a la mayoría de personas. Gracias a Divagash, La Bermudez, 6 Peatones y Remember The King por todo. Creo que se hizo un evento con altos estándares (como dice @julitamartinez). La producción del evento la hicimos básicamente tres personas: Iván Rincón, Sandra Rodríguez y yo. Sin ellos dos sencillamente no habría podido hacer el evento. Ellos estuvieron siempre muy pendientes y pude darme el lujo de despreocuparme por muchos detalles y dedicarme a otros (como conseguir más marcas que nos permitieran darle un premio a cada ganador). Esa es la confianza que me generaron. Uno muchas veces prefiere no darle tanta libertad a una persona que conoce hace poco, pero ellos me generaron la confianza como para decirles "la producción es de ustedes, háganla y me dicen en qué les puedo ayudar". Y fue tal el apoyo de ellos que involucraron más personas, como @Guille_D.

Fue muy bonito ver gente recortando pajaritos en papel y pegarlos en todo el bar, ver niñas ayudando en la entrada poniendo manillas, contar con un coordinador de tarima, con un coordinador de audio y video, con una coordinadora general de producción. En fin, mucha gente involucrada y por pura pasión. Lo hicimos sin cobrar un peso. Los presentadores de cada categoría eran twitteros todos, famosos y no tan famosos. Tantas personas que creyeron en el proyecto, muchos ofrecieron su ayuda aunque lamentablemente no pude aprovechar su ofrecimiento (muchas gracias a todos por su ofrecimiento, como Tata, Maria Fernanda, Marco y tantos más). Por mí cada uno habría hecho un poquito de cada cosa, porque esto fue hecho para la comunidad de twitteros. Y créanme que hicimos nuestro mejor esfuerzo, trasnochadas, madrugadas, reuniones los fines de semana o en las noches, planeación, inversión, etc.
Gracias a Diana y Eduardo, gracias a Claudia, a la viceministra TIC María Carolina Hoyos, a Cindy, a Frank, Patricia, a Giselle, a Manuel.

Unos daticos generales:
  • En total votamos 49.502 usuarios de twitter, 93.180 veces.
  • Los Premios los mencionaron (hasta donde yo me he podido enterar) en La W (en los programas de Julio Sanchez, en "La Hora del Regreso" y "Amanecer W" de Marcela Alarcón. También en Radio Nacional, en la Super Estación, en La FM y RCN, en televisión en Canal 13. Nos mencionaron en ADN, Cromos, Dinero y La República.
  • Gracias a los Premios los twitteros pudimos salir en fotos de páginas como Rumba BogotáJungla Urbana, Revista P&M, entre otros. Los twitteros mojaron prensa (yo no salí en ninguna foto, que yo sepa).
  • El streaming lo vieron en 1975 computadores de más de 30 países. La locura, ¿no?


Por supuesto de todo se aprende, de los errores y aciertos. Y eso me queda. Los twitteros hemos demostrado muchas veces que podemos hacer cosas importantes. Ahí está el caso de las twitteratón (empezando por la original en Medellín, luego Bogotá, Cali, Barranquilla …), el Twitter Night Bogotá y el mismo 7D. Podemos hacer muchas cosas cuando queremos, pero también es bueno contar con el apoyo de la comunidad. Les pido ese favor. Apoyemos a la gente que se toma el trabajo de hacer cosas. Producir un evento grande no es fácil, querer hacer las cosas bien es un comienzo, pero el apoyo abierto de todos es importante. Para terminar, agradezco a todos los que me apoyaron, todos los que lo manifestaron, los que fueron al evento, los que se tomaron una cerveza, los que me compartieron su whisky al final (y casi me emborrachan en los 10 minutos que disfruté del evento), los que me ayudaron, las marcas que creyeron en nosotros y que lo siguen haciendo.

Sigamos haciendo cosas buenas, esforcémonos, ayudémonos entre todos. Dejemos las envidias de lado. Yo no he decidido si haré otros premios este año, pero sí les aseguro que sigo soñando. ¿Y ustedes?

Ellos ya siguen a la marmota

Marmotazos populares